Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

La fragata Libertad arriba al puerto de Buenos Aires

El buque insignia de la Armada regresó al país en enero tras estar 70 días retenido en Ghana. Será enviado al astillero de Río Santiago, donde será sometido a su correspondiente alistamiento para su próxima travesía. (Ciudad de Buenos Aires) La fragata Libertad, el buque escuela de la Armada que regresó a la Argentina en enero pasado tras permanecer retenido más de 70 días en Ghana por el litigio con...

El buque insignia de la Armada regresó al país en enero tras estar 70 días retenido en Ghana. Será enviado al astillero de Río Santiago, donde será sometido a su correspondiente alistamiento para su próxima travesía.

fragata libertad parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) La fragata Libertad, el buque escuela de la Armada que regresó a la Argentina en enero pasado tras permanecer retenido más de 70 días en Ghana por el litigio con un “fondo buitre”, arribará mañana al puerto de Buenos Aires.

Así lo informaron fuentes navales, que precisaron que la embarcación tomará amarras en las “primeras horas” de mañana en la zona de la Dársena Norte del puerto metropolitano.

El barco estuvo navegando en aguas del sur argentino en el marco de una etapa de adiestramiento de cadetes de la Escuela Naval Militar y tras su llegada a la ciudad de Buenos Aires después ingresará al astillero de Río Santiago, donde será sometido a su correspondiente alistamiento.

La fragata Libertad fue recibida el pasado 9 de enero en la ciudad de Mar del Plata por la presidenta Cristina Fernández luego de estar varada en Ghana y liberada por orden del Tribunal Internacional del Derecho del Mar (TIDM), que el 15 de diciembre de 2012 ordenó su “inmediata liberación” ante un reclamo que impulsó la Casa Rosada contra Ghana.

El Gobierno nacional había acudido al TIDM para que Ghana liberara el buque escuela, luego de que las autoridades judiciales de ese país africano ordenaran retener el 2 de octubre del año pasado el navío ante el pedido de embargo del fondo NML – Eliott Management-, que reclama a la Argentina el pago de bonos del default por alrededor de 370 millones de dólares.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner había ordenado a mediados de octubre de 2012 la evacuación de 281 tripulantes de la fragata, que quedó con una dotación de 44 marinos, más su comandante, capitán de navío Pablo Salonio.

También, la retención de la fragata en Africa ocasionó una crisis en el Gobierno, porque tanto la Cancillería como el Ministerio de Defensa fueron sindicados por no tomar las correspondientes precauciones en el viaje para evitar embargos de los denominados “fondos buitre”.

Esto motivó algunas renuncias de funcionarios en la cartera castrense que conduce Arturo Puricelli y el desplazamiento del entonces jefe de la Armada, almirante Carlos Alberto Paz, quien el 15 de octubre último fue reemplazado por el subjefe de esa fuerza militar, almirante Daniel Martin.

El buque había zarpado el 2 de junio de 2012 desde el puerto de la ciudad de Buenos Aires para cumplir su anual viaje de instrucción para los guardiamarinas y debía regresar el 8 de diciembre, según su itinerario programado.

Fuente: La Prensa

Comentarios

Ingresa tu comentario