Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

La Federal ya casi no realiza multas de tránsito en la Ciudad

Con el avance de las fotomultas, la Policía Federal casi ha dejado de labrar faltas, pasaron de 374.920 en 2008 a 87.537 el año pasado. (Ciudad de Buenos Aires) Puesto en números significa que durante 2008 se labraron 374.920 actas de infracción en las 53 comisarías de la Ciudad, mientras que en 2011 el total de multas fue de 87.537. En cuanto a las fotomultas, en 2009 se labraron 2.787.328,...

Con el avance de las fotomultas, la Policía Federal casi ha dejado de labrar faltas, pasaron de 374.920 en 2008 a 87.537 el año pasado.

(Ciudad de Buenos Aires) Puesto en números significa que durante 2008 se labraron 374.920 actas de infracción en las 53 comisarías de la Ciudad, mientras que en 2011 el total de multas fue de 87.537. En cuanto a las fotomultas, en 2009 se labraron 2.787.328, que representan el 76% del total de multas (3.654.077). Un porcentaje similar al de los primeros cinco meses de 2012: 881.854 fotomultas, de un total de 1.160.763. Además cayó fuerte la cantidad de multas que se hacen: 4.707.924 en 2007, contra las 2.180.490 de 2011. Los datos surgen de cifras oficiales.

Lo curioso es que el parque automotor crece incansablemente desde hace al menos seis años. Se estima que cada día circulan 1,7 millón de autos en la Ciudad, de los cuales 1,3 millón ingresan desde Provincia, el doble que a fines de los 90. Y se estima que podrían llegar a ser más de dos millones en 2020.

Si bien en los últimos años se han sancionado leyes que aumentaron las penas para los infractores, más allá de lo económico –como la quita de puntos, la retención del carnet de conducir o del vehículo– lo cierto es que entre la inacción de la Federal y una falta de presencia de agentes de tránsito, la calle se transforma en un pandemonio (VerEsquinas donde…). “A los agentes de tránsito porteños se los ve siempre de a dos o tres, charlando entre ellos, hablando por celular o mandando mensajes de texto. El control es insuficiente. Por otro lado es evidente que la Policía Federal ya casi no labra multas y es inaceptable porque siguen teniendo autoridad para hacerlo. En un momento yo estuve muy a favor de la Guardia Urbana, porque supuestamente venían a sumar presencia en la calle. Cosa que ahora no está sucediendo”, opinó Alberto Silveira, titular de la ONG Luchemos por la Vida.

Clarín intentó hablar con voceros de la Federal para obtener una explicación, pero esto fue imposible. En off , un funcionario relacionó la caída en los controles con la idea del Gobierno nacional de “ahogar las cajas” de la Federal, para evitar la corrupción. De hecho, en 2011 la Ministra de Seguridad, Nilda Garré, terminó por imponer a gendarmes y prefectos en zonas muy conflictivas del Sur de la Capital Federal. En la Ciudad, las multas pueden ser labradas por Prefectura, Policía Federal, Agentes de Tránsito porteños y cámaras.

Movilizado por “la violencia del tránsito y la exhibición de poder que manifiestan los colectivos en las calles”, el legislador porteño Fernando Sánchez (de la Coalición Cívica) impulsó un pedido de informes ante el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño para conocer las últimas cifras relacionadas con las infracciones. Este reveló que de las 2.803.359 multas que se labraron durante 2011, sólo el 1% fueron hechas a colectivos : 27.426. Las cámaras del sector estiman que unos 9.800 colectivos circulan por la Ciudad. “El número nos llama mucho la atención, es muy bajo en función de las muertes que provocan. Muchos circulan de manera temeraria”, opinó Sánchez. En los seis primeros meses del año, los accidentes protagonizados por colectivos, provocaron 9 víctimas fatales. De las 83 personas que fallecieron durante 2011, 17 murieron en accidentes de similares características. Y en 2010 se registró un récord de 31 víctimas, sobre un total de 104 fallecidos en las calles.

Sánchez entiende que la presencia de controles en la calle es vital: “No hay nada más eficaz que la presencia de un agente o la detención del automovilista para que entienda de manera muy clara la infracción que cometió. Pero las cifras de identificación son exiguas. Y si bien voté a favor de la quita de puntos y de licencias, los resultados están atados a los controles en las calles”, opinó.

Los controles de alcoholemia también sufrieron una merma importante. Entre enero y mayo de 2011 se realizaron 143.651 controles en la vía pública; mientras que en los mismos meses de 2012, se realizaron 83.449, un 42% menos. En 2011 se secuestraron 755 vehículos y en 2012, 613 vehículos.

Todas las multas que se registran en la Ciudad se procesan en la Dirección General de Administración de Infracciones, que depende del Ministerio de Justicia y Seguridad. Pero las políticas de seguridad vial se trazan en la Subsecretaría de Tránsito y Transporte –a cargo de Guillermo Dietrich–, que depende de la Jefatura de Gabinete de Ministros. “Hay 1.200 agentes, de los cuales 981 trabajan en las calles, en seis turnos. L a idea es que generen concientización. Tienen la misión de ordenar más que de labrar multas”, dijeron desde la Subsecretaría. Además apuntaron que cuando asumió el Gobierno de Macri se cambió la metodología de control. Antes la empresas encargada de las fotomultas cobraba por cada registro. Desde 2009 cobran un monto fijo.

Comentarios

Ingresa tu comentario