Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

La escultura de Oscar Gálvez y La Biela, el bar más tuerca de Recoleta

Frente a La Biela ahora podremos encontrar, parado junto al antiguo buzón rojo, una escultura tamaño real de uno de los próceres del automovilismo, Oscar Gálvez. (CABA)Fue uno de los más grandes automovilistas del país, al punto que el autódromo porteño lleva su nombre y el de su hermano Juan, otro prócer de las ruedas. Y desde el sábado sumó otro justo homenaje: el Gobierno porteño instaló una estatua de...

Frente a La Biela ahora podremos encontrar, parado junto al antiguo buzón rojo, una escultura tamaño real de uno de los próceres del automovilismo, Oscar Gálvez.

Sonrisa-Aguilucho-Biela-MARIO-QUINTEROS_CLAIMA20130819_0028_17

(CABA)Fue uno de los más grandes automovilistas del país, al punto que el autódromo porteño lleva su nombre y el de su hermano Juan, otro prócer de las ruedas. Y desde el sábado sumó otro justo homenaje: el Gobierno porteño instaló una estatua de Oscar “Aguilucho” Gálvez, nada menos que en la puerta de La Biela, el mítico bar de Recoleta que siempre fue centro de reunión de los fanáticos tuercas .

Se trató de una iniciativa del Ministerio de Espacio Público de la Ciudad. La imagen fue inaugurada el 17 de agosto, día en el que Gálvez hubiera cumplido 100 años (murió el 16 de diciembre de 1989 a los 76 años).

La obra fue realizada por Fernando Pugliese, el mismo escultor que hizo las imágenes de Alberto Olmedo y Javier Portales, que están en Corrientes y Uruguay, o la de Sandro, ubicada en la puerta del teatro Gran Rex.

El acto de inauguración fue una verdadera fiesta fierrera . En las puertas del bar de Quintana y Alvear se juntaron unas 35 cupecitas de los integrantes de la Asociación Argentina de Volantes, que encendieron los motores en el momento en que se descubrió la escultura, para dar luego una vuelta a la manzana. Además, fue exhibida una cupé de 1928 con la que Gálvez compitió.

Entre los presentes estuvieron el ministro de Espacio Público Diego Santilli y Juan Carlos Geppi, cuñado de Oscar Gálvez. Además, Vivian Perrone y otras integrantes de Madres del Dolor, la asociación de familiares de víctimas de accidentes de tránsito, recolectaron firmas para actualizar leyes que tienen que ver con la seguridad vial.

La elección de La Biela no fue casual. Este Bar Notable de la Ciudad no sólo es uno de los lugares más queridos por los fanáticos del automovilismo sino que sus dueños se comprometieron a cuidar la estatua de Gálvez, a la que guardarán durante la noche para evitar el vandalismo.

La imagen del “Aguilucho” se suma a una iniciativa de la Ciudad que consiste en colocar estatuas de personajes populares en distintas esquinas porteñas. Además de las de Olmedo y Sandro, en San Telmo armaron el Paseo de la Historieta, en el que se pueden ver estatuas de Mafalda, Isidoro Cañones y Larguirucho, por ejemplo.

Comentarios

Ingresa tu comentario