Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

La emotiva carta de Reyes de una de las madres de los Chicos de Floresta

La valiente Silvia Irigaray, mamá de Maxi, uno de los chicos salvajemente asesinados en el bar de una Estación de Servicio del barrio de Floresta, por un ex policía, escribió estas líneas con motivo de los Reyes Magos. (CABA) A continuación, publicamos la carta de Silvia Irigaray…”Maxi, amado hijo, siempre tengo una excusa para escribirte. Quiero que sepas que esta Noche de Reyes extrañaré no ponerte un regalo en tus...

La valiente Silvia Irigaray, mamá de Maxi, uno de los chicos salvajemente asesinados en el bar de una Estación de Servicio del barrio de Floresta, por un ex policía, escribió estas líneas con motivo de los Reyes Magos.

irigaray maxi
(CABA) A continuación, publicamos la carta de Silvia Irigaray…”Maxi, amado hijo, siempre tengo una excusa para escribirte. Quiero que sepas que esta Noche de Reyes extrañaré no ponerte un regalo en tus zapatitos … hmmm me corrijo: serían más bien en tus “zapatos” porque en aquel entonces ya calzabas 42. Ocurre que para las mamás los hijos siempre son y serán “nuestros nenes.” Continúo con mi recuerdo. Cada 5 de enero les contaba a vos y a tu hermano Pablo que cuando nació el Niño Jesús, tres Reyes de Oriente llamados Gaspar, Melchor y Baltazar lo buscaban para llevarle regalos. Ellos se guiaban por la luz intensa de una enorme estrella … así llegaron a encontrar a la Virgen María con su bebé en brazos y le entregaron los obsequios.

Ustedes amaban escuchar todos los años este relato y con toda su ternura escribían la carta con los pedidos de regalos que ponían sobre los zapatito s. También dejaban galletitas para los Reyes, agua y pasto para los camellos. Recuerdo que, impacientes, se acostaban tempranito para que llegara cuanto antes la mañana. Esa noche siempre fue mágica y muy especial. Al llegar la mañana los dos corrían a abrir los regalos, muy contentos.

Con el tiempo, fueron creciendo y recuerdo en una oportunidad, Maxi, que con 17 años me reclamaste en una notita: “¿Qué les pasó a los Reyes que no pasaron por Floresta?” Por supuesto que te expliqué que ellos venían demorados y llegarían para la merienda. Lamentablemente, hoy sigue a medias la tradición familiar, a vos Maxi te prendo una velita y a tu hermano le hago un obsequio aunque sea un hombre.

Doy gracias a Dios por tener tan frescos estos bellísimos recuerdos vividos con tanto amor. Pero el presente es otro y como vos sabés, hijo, hace pocos días se cumplieron doce años de aquella noche triste y fatal en que te fusilaron a vos, a Cristian y Adrián, salvajemente, en la estación de servicio de Gaona y Bahía Blanca. Te cuento que allí se colocó una imagen de la Virgencita de Luján y un baldosón donde dice que el lugar es Patrimonio Cultural de Buenos Aires, en homenaje a ustedes tres.

Vos y tus dos amigos están en la memoria de todos. Eso es muy importante cuando se trata de una injusticia. Maxi, en estos últimos días me parece escuchar tu voz, que me pregunta: “¿Mami que les pedirás a los Reyes Magos esta noche?” Fácil hijo, les voy a pedir su magia y que nos den fuerzas para continuar con esta tarea comunitaria y social que realizamos desde Madres del Dolor “codo a codo” con los que sufren, sin perder jamás la sonrisa.

Comentarios

Ingresa tu comentario