Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

La embajada uruguaya en Buenos Aires está en venta

 Para achicar gastos, el Gobierno de José “Pepe” Mujica decidió poner en venta el edificio donde funciona su embajada en Buenos Aires, ubicado en el barrio porteño de Recoleta. (Ciudad de Buenos Aires) El edificio de nueve pisos e inaugurado en 1982 está ubicado en la esquina de Las Heras y Ayacucho. “Desde hace tiempo no está siendo utilizado en toda su capacidad, y su mantenimiento resulta oneroso, por lo...

 Para achicar gastos, el Gobierno de José “Pepe” Mujica decidió poner en venta el edificio donde funciona su embajada en Buenos Aires, ubicado en el barrio porteño de Recoleta.

pepe-mujica-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) El edificio de nueve pisos e inaugurado en 1982 está ubicado en la esquina de Las Heras y Ayacucho. “Desde hace tiempo no está siendo utilizado en toda su capacidad, y su mantenimiento resulta oneroso, por lo que mantener dicho bien en el patrimonio del Estado no resulta conveniente, por razones de buena administración, por lo cual se debería proceder a la venta del mismo”, estableció una resolución que firmó Mujica, difundida por el diario El País.

Montevideo maneja la posibilidad de mudar las oficinas de la embajada a la actual residencia del embajador en Argentina (edificio residencial ubicado en Figueroa Alcorta y Ortiz de Ocampo, en el corazón de Palermo chico), y alquilar otra casa o departamento para que viva el principal representante diplomático uruguayo en Argentina.

Respecto del consulado uruguayo, que también funciona en la sede de Las Heras y Ayacucho, la prensa montevideana dijo que se lo podría trasladar a un piso de la sucursal del Banco República, que está en Esmeralda y Bartolomé Mitre, o alquilar una oficina en el centro, que tenga fácil acceso “por medio de líneas de subte y colectivos”.

Por otra parte, la administración de Mujica dispuso poner en venta la residencia del representante uruguayo ante la ONU en Nueva York. Respecto de aquel edificio, se indicó que “está aproximadamente a una hora de distancia de la sede de la ONU en Manhattan, lo que complica la tarea del embajador ante ese organismo, y el costo de su mantenimiento es elevado”.

 

 

parabuenosaires.com

Comentarios

Ingresa tu comentario