Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

La difícil situación que atraviesa la Casa Museo García Curten de San Pedro

Por problemas de salud del artista y escaso apoyo presupuestario de la localidad, cerró sus puertas a 23 años de su creación. Alberga más de 20 esculturas y 2000 dibujos.

(PBA) Hace poco más de dos meses, cerró sus puertas la casa museo del artista Fernando García Curten. En los años 90, cuando el dibujante y escultor sampedrino dejó la ciudad de Buenos Aires para radicarse junto con su esposa, la poeta y profesora de baile Susana Tosso, en la ciudad natal ubicada a orillas del Paraná, su obra había obtenido merecido reconocimiento por parte de colegas, la crítica y el público. Su casa museo se convirtió en una posta obligada en el circuito turístico cultural de San Pedro y recibía la visita de grupos de alumnos de colegios, artistas como Alfredo Alcón, Antonio Pujía y Luis Felipe Noé y paseantes sueltos.

El 20 de noviembre de 1992 la casa museo fue declarada de interés municipal; en 1995, de interés educativo y un año después, de interés provincial. Hace pocos días su inauguración cumplió 23 años. Fue un festejo ambivalente, ya que, debido a problemas de salud del artista y del escaso apoyo presupuestario de la localidad y de la provincia, la Casa Museo Fernando García Curten cerró sus puertas. Quizá se trate solo de un cierre provisional, si las nuevas autoridades electas -entra Pro, sale el FPV- valorizan la obra de un artista local vivo que condensó las contradicciones de la posdictadura, los vaivenes esperanzados de la sociedad argentina y el trabajo silencioso de los más humildes.

“Desde el momento en que Curten asume su lugar en el mundo también está asumiendo los peligros de esa «periferia» que es San Pedro, donde las luces de la fama no pegan por estar alejado de Buenos Aires. Esta conciencia que adopta Curten, y que le ha valido una desatención por parte de los historiadores, es lo que mejor respalda su obra: cuanto más se ha aislado, más potentes y necesarias fueron sus esculturas y sus dibujos para las decenas de miles de personas del mundo que visitaron la Casa-Museo en San Pedro”, comenta Marcos Kramer, licenciado en Artes por la UBA, crítico y ensayista.

Kramer está a punto de publicar Un reflejo en la penumbra, libro sobre García Curten con entrevistas y perfiles críticos. Su libro, que editará el sello independiente Milena Caserola, reúne fondos en la plataforma Ideame para solventar la publicación, darle curso a la digitalización y archivo del acervo patrimonial de la casa museo y facilitar refacciones: www.idea.me/garciacurten.

García Curten2

Entre esos cuidados que la casa necesita, hay uno fundamental: reparar los daños que el bicho taladro y la humedad ocasionan a las esculturas de García Curten. “Generalmente hay tours en San Pedro, pero acá ya no venían. Esto no figura. Venía gente suelta, que te conoce, pero mucho menos. Hemos pasado semanas santas con 1600 personas de visita, y ahora no, es una miseria. ¿Qué pasó entre medio? ¿Es la gente? ¿Soy yo? ¿O es un sistema que ha producido una especie de separación entre el sentir con el ver?“, se pregunta en voz alta el artista nacido en 1939, rodeado por las más de veinte esculturas temáticas y alegóricas realizadas con madera y material de descarte que él recolectaba en la zona.

García Curten y su esposa también recuerdan la desafortunada expresión de un funcionario municipal, años atrás, cuando opinó que la obra de García Curten “perturbaba” a los visitantes.

De manera gradual, la casa museo fue reemplazada en las guías locales por recorridos saturados de comercios gastronómicos, entretenimientos pueriles y paseos públicos y privados. “Miniturismo de poca categoría. Mirá, acá la gente deja escrito en el libro de visitas… Han venido varias personalidades importantísimas, Ernesto Sabato, Osvaldo Bayer, Abelardo Castillo”, dice García Curten.

Pese a eso, la Casa Museo Fernando García Curten figura en innumerables guías de turismo nacionales y extranjeras, fue incorporada a Internet a través de la Biblioteca Nacional y de la Dirección Nacional de Museos y estuvo asociada a la Unesco por intermedio del Consejo Mundial de Museos. Se la puede “visitar”, al menos en forma virtual, en www.fernandogarciacurten.org.

“Clases he dado un tiempito nada más, pero no me interesa. Tengo por ahí discípulos que me llegan y me avisan que son discípulos míos sin que yo me haya enterado nunca, pero bueno… El otro día una chica me trajo un catálogo de Alemania donde figuro como su maestro… Yo he sido muy silencioso, no me he metido, sé que no he actuado como actúan algunos, chupándole las medias a nadie. Tengo amigos de todos los partidos políticos, pero soy anarquista”, comenta García Curten.

García Curten3

“No soy pesimista, Fernando sí”, agrega Susana Tosso sobre el futuro de la casa museo. “Pero hemos vivido tantas cosas que después tenés que por lo menos dudar… Estás desencantado de muchas promesas.”

Nicolás Macchia, secretario de Desarrollo Social saliente de San Pedro, comenta que se debería crear alguna figura legal que contemple las necesidades de la casa museo y los deseos del artista: “En 1997 se formó una Fundación Casa Museo Fernando García Curten, ya que era la única figura posible para que Fernando pudiera legar parte de su obra al pueblo de San Pedro. Con esa fundación se pudieron hacer algunas cosas (cambiar techos, renovar la instalación eléctrica), se realizó un relevo de todas las obras y algunas cosas más. Luego, la Fundación dejó de reunirse y quedó sin efecto. Con una de sus hijas, la narradora y bailarina Fernanda García Curten, evaluamos algunas posibilidades para que la Casa Museo siga funcionando sin obligar a Fernando y a Susana a estar presentes de manera continua. Tenemos que crear una asociación civil para reunir socios, recibir subsidios, y con ello armar dos lugares diferenciados en la casa: por un lado el taller de Fernando (donde está la mayor exposición de obras) con una entrada independiente y por otro lado la casa-habitación como algo que pueda visitarse cuando Fernando y Susana así lo decidan y quieran”.

Desde la Municipalidad de San Pedro, la nueva gestión ya informó que Cultura pasará a ser una coordinación dependiente de Salud y Desarrollo Social, cuando en los años anteriores esa área tenía el estatuto de una dirección.

Fernando García Curten
Dibujante y escultor
Nació en 1939 en San Pedro, Buenos Aires. Realizó exposiciones individuales y colectivas en el extranjero y en la Argentina. En 1992, el Centro Cultural Recoleta montó una antológica suya titulada Con basura y piedad. Dos años después se retiró a San Pedro, donde siguió produciendo obra de una manera descomunal. En su casa museo hay al menos 2000 dibujos inventariados y más de 20 esculturas de gran tamaño.

García Curten4

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario