Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

La demanda de piercings y expansores están casi a la par del tatuaje

Son una tendencia que crece y se diversifica. (CABA) De los ritos Mayas a la Galería Bond Street. Los años, siglos y milenios pasaron, pero la tradición de perforar el cuerpo continúa. Esta modificación corporal se acentúa en el último tiempo y le compite hombro a hombro a los tatuajes. En nuestro país, según referentes del sector, la colocación de piercings y expansores están casi a la par del tatuaje,...

Son una tendencia que crece y se diversifica.

piercing

(CABA) De los ritos Mayas a la Galería Bond Street. Los años, siglos y milenios pasaron, pero la tradición de perforar el cuerpo continúa.

Esta modificación corporal se acentúa en el último tiempo y le compite hombro a hombro a los tatuajes.

En nuestro país, según referentes del sector, la colocación de piercings y expansores están casi a la par del tatuaje, que creció mucho en los últimos años a raíz de la “buena prensa” que le hicieron varios famosos, como Marcelo Tinelli, según un artículo de Clarín.

“Desde hace unos años la venta de accesorios e insumos para la colocación de aros y expansores está en ascenso. Podríamos decir que es más la gente que se coloca aros que la que se tatúa. Y más que la se tatúa que la que se coloca expansores”, sumó al matutino Guillermo Caldentey, distribuidor y dueño del local de tatuajes Cancerbero.

Sobre gustos no hay nada escrito, así que hoy los aros vienen de a montones: hay piercings y expansores de material orgánico, de silicona, con aplicaciones de brillo, de color flúo, dorados o negros, o con formas de calavera, por ejemplo. Y microdermales, que van debajo de la piel, dejando sólo una terminación a la vista.

En cuanto al costado psicológico y emocional, especialistas consultados por Clarín hablaron de que la gente que los elige busca “forjar una identidad” o “pertenecer a un grupo”, pero advierten que también hay muchos casos de adolescentes que ostentan frecuentemente en sus cuerpos marcas de aros y tatuajes diversos y que tienen un predominio de conductas impulsivas y potencialmente autodestructivas.

Comentarios

Ingresa tu comentario