Buenos Aires, 22/07/2017

La Creamfields no se hará en Buenos Aires

Es considerada la fiesta de música electrónica más importante del mundo, pero por la tragedia de Time Warp no se hará en Buenos Aires

(CABA) Por primera vez en 15 años, no se hará la Creamfields en Buenos Aires. Desde 2001 era una cita obligada en el calendario de fiestas electrónicas e incluso una de las más populares a nivel mundial, pero después de las cinco muertes en la Time Warp, en abril de este año, los organizadores decidieron saltearse la escala argentina y programar la fecha de Creamfields en Paraguay, además de las que harán en Perú y Chile. Lo mismo pasa con otras fiestas grandes, que irán a Brasil pero no estarán en Buenos Aires, como la Ultra. Pero más allá de las cuestiones de calendario, se vive un escenario similar al que se dio post Cromañón, casi sin lugares para la música electrónica.

Lejos de mejorar las condiciones de seguridad para los jóvenes, las autoridades creen que cambió el mapa de las drogas electrónicas. Lo reconoce el titular del Sedronar, Roberto Moro: “El problema de las drogas sintéticas ya no es de las grandes ciudades, porque se va trasladando a ciudades de menos habitantes”. Si antes la movida electrónica tenía su sede en Buenos Aires, Córdoba o Rosario, ahora se trasladó a ciudades más chicas del interior. Esto que dijo Moro en una conferencia de prensa junto a la ministra de salud bonaerense, fue en Bahía Blanca, justamente después de un allanamiento en un boliche, en donde detectaron venta de drogas sintéticas. Y descubrieron que uno de los detenidos elaboraba drogas en su casaquinta y luego las vendía en esas fiestas.

Salvo pequeñas excepciones y fiestas no muy promocionadas, la movida electrónica este año estuvo ausente. Y se debe también a la suspensión de las habilitaciones hasta que haya una nueva ley, algo que empezó a tratarse esta semana en la Legislatura porteña.

“Estamos trabajando en alcanzar un proyecto consensuado para aprobar a fin de mes o principios de octubre”, dijo Francisco Quintana, jefe de bloque Pro. “Basado en la propuesta enviada desde el Ejecutivo y la de otros sectores de la oposición en la Legislatura”. Hay proyectos del Frente para la Victoria y del bloque Peronista. En el proyecto final se apuntará a condiciones específicas de seguridad, como que se garantice la hidratación. “Dichas fuentes de agua gratis deberán estar debidamente identificadas, aclaradas en materiales explicativos y a la vista de los participantes al llegar al lugar y durante su estadía en el mismo”, dijeron desde el bloque oficialista.

La idea es también crear un registro de productores de eventos masivos y se dará un permiso especial para organizar fiesta, que tendrá una vigencia anual. Además, se prevé que se puedan realizar campañas de prevención y concientización en el mismo evento para informar a los asistentes sobre los peligros del consumo de sustancias psicoactivas. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario