Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

La Coruña, otro bar notable cierra sus puertas

Tras casi 60 años en el barrio de San Telmo, cerró sus puertas frente a la imposibilidad de afrontar el alquiler. El gobierno de la Ciudad no estaba enterado de la situación, pese a que es uno de los tantos bares porteños protegidos por ley.   (Ciudad de Buenos Aires) El gobierno de la Ciudad desconocía la situación de La Coruña, y quien estaba a cargo de la cantina de...

Tras casi 60 años en el barrio de San Telmo, cerró sus puertas frente a la imposibilidad de afrontar el alquiler. El gobierno de la Ciudad no estaba enterado de la situación, pese a que es uno de los tantos bares porteños protegidos por ley.


 

(Ciudad de Buenos Aires) El gobierno de la Ciudad desconocía la situación de La Coruña, y quien estaba a cargo de la cantina de Bolívar 982, Carmen Moreira López (hija de los fundadores), ya no podía o no quería seguir. Los dueños son los mismos que administran el Mercado, quienes le pidieron que cierre de diciembre a marzo para hacer reformas en el piso y el techo. Los arreglos nunca comenzaron. Teniendo en cuenta los 7000 pesos por mes de alquiler, más los sueldos de los empleados y la imposibilidad de vender, el mensaje fue que “indirectamente cierre”, a lo que se agrega la negativa de los dueños a renovarle un alquiler vencido hace tiempo.

La figura de “Bar Notable” se originó en un libro publicado en 1999, impulsado por la entonces subsecretaria de Cultura Teresa de Anchorena, que reunió algo más de 40 confiterías históricas de la Ciudad de Buenos Aires. A la idea original se le sumó sanción de la Ley 35, que creó la “Comisión de Protección y Promoción de los Cafés, Bares, Billares y Confiterías Notables de la Ciudad de Buenos Aires”.

Esta comisión tiene como tarea principal determinar qué bares son notables y llevar un registro que les otorga una distinción, pero no la suficiente como para asegurar su protección como patrimonio cultural.

Hace unos años estuvieron en peligro de desaparición los bares Británico, y El Gato Negro, ambos incluidos en el registro de la Ley 35. La ley 1227, que creó el régimen de protección del patrimonio cultural de la Ciudad de Buenos Aires. La ley que se consideran protegidos por esa norma “todos aquellos bienes culturales registrados en organismos del Gobierno de la Ciudad”.

De esta manera, La Coruña se suma a la lista de alrededor de una docena de bares y confiterías notables que han cerrado sus puertas en los últimos once años.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario