Buenos Aires, 20/08/2017, edición Nº 2079

La Corte Suprema ordenó acelerar la limpieza del Riachuelo

Pidió a la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo "intensificar" el cumplimiento del fallo de hace más de ocho años.

(CABA) En su último acuerdo del año, la Corte Suprema de Justicia ordenó a la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) que “intensifique el cumplimiento” de la sentencia que hace más de ocho años dispuso el saneamiento de ese curso de agua.

El máximo tribunal resolvió por unanimidad que la Acumar “establezca un sistema de indicadores, presente informes periódicos e intensifique las tareas en el cumplimiento de la sentencia” que dispuso el saneamiento de la cuenca.

El 30 de noviembre, la Corte celebró una audiencia pública a la que fueron convocadas autoridades nacionales, porteñas, bonaerenses y de la Acumar, para evaluar el estado de las tareas de limpieza y urbanización de la cuenca.

Los jueces se retiraron disconformes de esa instancia y ayer concretaron la decisión de apurar los trabajos, en su mayoría con atrasos y demoras. “Se constataron deficiencias en el cumplimiento del programa establecido en la sentencia de la Corte del 8 de julio de 2008”, advirtieron los jueces del tribunal.

En ese sentido, la Corte requirió “a la Acumar que establezca un sistema de indicadores que, conforme a los criterios internacionales de medición disponibles, permita -en un plazo perentorio de tres meses- medir el nivel de cumplimiento de los objetivos fijados en el Plan Integral de Saneamiento Ambiental (Pisa)”.

Los jueces destacaron “el control de la contaminación industrial, el saneamiento de basurales y limpieza de márgenes, la expansión de la red de agua potable y cloacas, la relocalización de villas y asentamientos precarios, el plan sanitario de emergencia y la calidad ambiental”.

En ese punto, el tribunal exigió “avanzar en la liberación del camino de sirga a la altura de las villas 21-24 y 26 y en la relocalización de sus habitantes”.

Eso había sido reclamado durante la audiencia pública a viva voz por vecinos, a los que no se les había permitido participar de las preguntas a los funcionarios. En esa oportunidad, el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, hizo desalojar de la sala de audiencias a vecinos de la villa 21-24.

Después de la salida del último director de Acumar, Julio Torti, se habla de cambios en esa institución: que desaparecería la Dirección Operativa, a cargo de Gabriela Seijo, y que Gladys González, interventora del Síndicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu), quedaría como responsable. NR

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario