Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

La Corte apartó al juez encargado de controlar el saneamiento del Riachuelo

Lo acusan de contratar a empresas vinculadas entre si y a familiares del magistrado. (Ciudad de Buenos Aires) La Corte Suprema de Justicia apartó de la causa del Riachuelo al juez federal de Quilmes, Luis Armella, el magistrado al que había nombrado para hacer cumplir el fallo que ordena el saneamiento de la cuenca. Además, resolvió denunciarlo ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal y...

Lo acusan de contratar a empresas vinculadas entre si y a familiares del magistrado.

(Ciudad de Buenos Aires) La Corte Suprema de Justicia apartó de la causa del Riachuelo al juez federal de Quilmes, Luis Armella, el magistrado al que había nombrado para hacer cumplir el fallo que ordena el saneamiento de la cuenca. Además, resolvió denunciarlo ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal y darle intervención al Consejo de la Magistratura. La decisión fue tomada a raíz de un informe de la Auditoría General de la Nación, que revela irregularidades en las contrataciones de obras de limpieza del Riachuelo. La causa permanecerá suspendida hasta que la Corte designe a uno o varios jueces, dentro de las próximas dos semanas.

En la resolución, firmada por los siete jueces de la Corte , el Tribunal explica que tomó estas medidas para que se puedan investigar y juzgar las “eventuales responsabilidades de todos los presuntos involucrados en las contrataciones realizadas por Aguas y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA) y Coordinación Ecológica Area Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE) en cumplimiento del plan integral de saneamiento de la cuenca”.

La Corte le había pedido al auditor general de la Nación, Leandro Despouy, que investigara las contrataciones realizadas por la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) de empresas vinculadas a familiares de Armella , a raíz de un artículo aparecido en Página 12. Despouy presentó su informe el jueves 1°, en la última parte de la audiencia pública convocada por la Corte para evaluar el avance del plan de saneamiento.

El auditor reveló que la ACUMAR, a través de AySA y la CEAMSE, encargó obras de colocación de defensas costeras y recomposición de taludes del río a la constructora M&T. Y que los mismos accionistas de esta empresa pertenecen a la firma “San Martín 264 Bernal S.A.”, integrada por e l suegro y la esposa de Armella , Francisco y Marina Groba. Los trabajos se asignaban por contratación directa, porque el juez intimaba a ACUMAR, AySA y CEAMSE para iniciarlos en plazos perentorios , que no daban tiempo a llamar a una licitación. El informe menciona a un total de seis sociedades integradas por los familiares del juez.

Según fuentes de la Corte, AySA presentó un escrito con una diatriba contra Despouy, diciendo que éste “interpretó erróneamente la información disponible y que las contrataciones directas son apenas el 5% del total”. Pero pocos días después de que la empresa estatal cuestionara el informe, el lunes el jefe de Gabinete del Gobierno Nacional, Juan Manuel Abal Medina, denunció al juez Armella ante el Consejo de la Magistratura y pidió su juicio político .

El Consejo de la Magistratura ya venía investigando a Armella porque la Corte hace varios días le remitió los antecedentes del caso. Por otra parte, hace dos meses el juez fue denunciado por el fiscal general, Julio Piaggio, ante la Cámara Federal de La Plata. La causa está a cargo del juez Manuel Blanco y, como es la más antigua, una posibilidad es que este juzgado absorba todas las denuncias .

El juez Armella llegó a su cargo como magistrado de la mano de la duhaldista y ex abogada del senador Aníbal Fernández, María del Carmen Falbo, hoy procuradora de la Suprema Corte bonaerense. En 2007, la Corte Suprema de la Nación lo designó para hacer el seguimiento del fallo que ordena el saneamiento del Riachuelo.

Comentarios

Ingresa tu comentario