Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

La construcción sigue en baja

Cayeron en un 68 por ciento los permisos de obra. (CABA) La actividad de la construcción en la Ciudad de Buenos Aires sigue en picada: en marzo hubo apenas 35 solicitudes de permisos para construir obras nuevas, contra los 92 que había habido el mismo mes del año pasado. Esta baja, de 62%, fue aún más pronunciada si se miran los metros cuadrados, la real medida de la actividad. Los...

Cayeron en un 68 por ciento los permisos de obra.

arquitectura49

(CABA) La actividad de la construcción en la Ciudad de Buenos Aires sigue en picada: en marzo hubo apenas 35 solicitudes de permisos para construir obras nuevas, contra los 92 que había habido el mismo mes del año pasado. Esta baja, de 62%, fue aún más pronunciada si se miran los metros cuadrados, la real medida de la actividad. Los pedidos fueron por 54.969 metros cuadrados, un 68% menos, según la Secretaría de Hacienda porteña.

El derrumbe también se dio en las ampliaciones. Los permisos para mejoras bajaron 51,5%, mientras que los metros cuadrados retrocedieron 66,5%. Así, entre obras nuevas y ampliaciones, la cantidad de metros cuadrados a construir –medida de la demanda laboral para los próximos meses– se hundió 68%.

Las razones de la caída no son nuevas. El cepo cambiario generó incertidumbre y frenó la actividad, pese a que casi las únicas ventas que se concretan son de unidades nuevas, que fueron las que más rápidamente se pesificaron. Además, hay un importante stock, concentrado en departamentos de 1 y 2 ambientes, principalmente en Palermo, Belgrano y Caballito.

“Se está llegando a un piso de caída. Son cifras muy bajas para lo que es históricamente la Ciudad de Buenos Aires. No creo ya que se pueda caer más”, arriesgó José Rozados, de la consultora Reporte Inmobiliario. Y explicó que en los próximos meses se harán comparaciones con los mismos períodos de 2012 en los cuales ya se habían experimentado bajas importantes.

“El panorama no está claro para los que tienen que proyectar un modelo de negocios a dos o tres años”, dijo Rozados. “Pero se proyecta crecimiento de la economía para este año, la gente no está endeudada y hay actividades a las que les va bien. Esto tiene que derramar sobre la construcción, aunque los costos subirán”, anticipó

Comentarios

Ingresa tu comentario