Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

La Comida, desde este sábado en el Teatro del Abasto

Dirigida por la brasileña Cibele Frojaz, La Comida muestra el acto caníbal como una metáfora, que busca colocar en escena el paroxismo de las relaciones humanas en la sociedad. (Ciudad de Buenos Aires) La obra plantea tres historias que explicitan las dificultades intrínsecas de la comunicación profunda con “el ?otro”?, a través de tres formas diferentes de canibalismo -siempre metáforas-, se abordan conflictos de género, de clase social y de cultura. En...

Dirigida por la brasileña Cibele Frojaz, La Comida muestra el acto caníbal como una metáfora, que busca colocar en escena el paroxismo de las relaciones humanas en la sociedad.

(Ciudad de Buenos Aires) La obra plantea tres historias que explicitan las dificultades intrínsecas de la comunicación profunda con “el ?otro”?, a través de tres formas diferentes de canibalismo -siempre metáforas-, se abordan conflictos de género, de clase social y de cultura.

En las tres historias vemos en escena tentativas radicales de entender al otro, que nos alimenta y nos devora en el ámbito de las relaciones contemporáneas.

Funciones:

Jueves a las 19:30, sabados a las 19 y domingos a las 18hs.
Localidades: $60.- Estudiantes y Jubilados con descuento.
Teatro Del Abasto ? Humahuaca 3549 / 4865-0014


Según cuenta la directora de La Comida, “el Modernismo en Brasil (a partir de las obras de Mario y Oswald de Andrade) señaló la potencia de la herencia ?CANIBAL? de la cultura brasilera. En su propiedad inteligente y subversiva, provocó la mirada antropofágica para las relaciones culturales. El texto LA COMIDA, de Newton Moreno, es heredero de estos maestros.

“El acto caníbal es, en esta obra, un arma metafórica para colocar en escena el paroxismo de las relaciones humanas en la sociedad.

“Son tres historias, que explicitan las dificultades intrínsecas de la comunicación profunda con el “otro” (el “diferente”). Metaforizando a través de tres formas diferentes de canibalismo, los conflictos de género, de clase social y de cultura.

“En la primera historia, en la sala de espera de un hospital, una pareja se sorprende con “la potencia afectiva” de su relación. El deseo de “devorar al otro” explora cuestiones y voluntades presas que nunca fueron reveladas. Lo que importa aquí es la asociación y los acuerdos de intercambio en el lugar de nuestra intimidad más profunda.

“En la segunda historia, una pareja improbable formada por un ejecutivo y un mendigo se encuentra fortuitamente “a la luz de la luna en la cuneta ‘, en algún lugar de la selva de las ciudades. Podría ser en Sao Paulo, Buenos Aires o Nueva York… El ejecutivo monologa un discurso de “afecto” y le pide al mendigo una pequeña muestra de amor, una mordida, un pedazo de su cuerpo. El enfoque cínico y seductor que quiere evidenciar la selva de las relaciones de poder en el origen de la violencia urbana.

“Una devoración explícita y aterradora que nos empeñamos en no ver.

“En la tercera historia, un antropólogo se encuentra atrapado por la petición de su objeto de estudio. Un viejo indio, el último de su pueblo, muere lentamente delante de él y quiere llevar el movimiento de vuelta a sus raíces a través de un rito de canibalismo funerario.

“En las tres historias vemos en escena tentativas radicales de entender al otro, que nos alimenta y nos devora en el ámbito de las relaciones contemporáneas.”

Ficha técnica
Dirección: Cibele Forjaz
Asistencia de dirección: Ana Sanchez
Actúan: Jose Mehrez – Carolina Tejeda – Alfredo Urquiza
Escenografía y vestuario: Pepe Uría
Iluminación: Ricardo Sica
Música: Federico Marrale
Fotografía: Carlos Furman
Prensa: DucheZarate
Producción ejecutiva Teatro del Abasto: Kike Gomez
Producción ejecutiva Complejo Teatral Buenos Aires: Proyecto Jóvenes Dramaturgos/Directores

Comentarios

Ingresa tu comentario