Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

La Ciudad ya piensa en negocios para “el nuevo” Puerto Madero

Con la disolución de la Corporación Antiguo Puerto Madero -controlada en forma mixta por la Ciudad y la Nación- prevista para este año, el gobierno de Mauricio Macri ya tiene planes para que la explotación comercial de los terrenos públicos concesionados quede en manos del Estado porteño. Con el último terreno con el que contaba la Corporación en manos de la constructora Cornovial, la tentación más grande se centra en...

Con la disolución de la Corporación Antiguo Puerto Madero -controlada en forma mixta por la Ciudad y la Nación- prevista para este año, el gobierno de Mauricio Macri ya tiene planes para que la explotación comercial de los terrenos públicos concesionados quede en manos del Estado porteño.

Con el último terreno con el que contaba la Corporación en manos de la constructora Cornovial, la tentación más grande se centra en el millonario negocio de los estacionamientos ubicados sobre terrenos públicos, que hasta hoy controla el organismo bipartito.

El objetivo del macrismo se centrará en absorber las facultades de la Corporación para que se transfieran a la órbita de la Ciudad.

Tras la muerte de Ivan Heyn, el directorio de la Corporación pasó en primera instancia a un sucesor kirchnerista, Fernando Suárez, ex director ejecutivo del Onabe, que completó el mandato.
Hoy está en manos de un “Mauricio Puro”, Eugenio “Chipi” Breard, quien ya había sido presidente de la Corporación antes de Heyn.

Comentarios

Ingresa tu comentario