Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

La Ciudad volvió a colpasar por el diluvio

Se inundaron el subte, las calles y muchas zonas quedaron sin luz. Y  a pesar de las obras en el Maldonado, los sumideros se saturaron en Palermo. Otros barrios anegados fueron Núñez y Belgrano, donde un edificio fue evacuado ante la amenaza de derrumbe. También hubo cortes de luz y cayeron árboles. Cayeron 51 milímetros en menos de 50 minutos y la Ciudad de Buenos Aires nuevamente colapsó. Hubo inundaciones en...

Se inundaron el subte, las calles y muchas zonas quedaron sin luz. Y  a pesar de las obras en el Maldonado, los sumideros se saturaron en Palermo.
Otros barrios anegados fueron Núñez y Belgrano, donde un edificio fue evacuado ante la amenaza de derrumbe. También hubo cortes de luz y cayeron árboles.
Cayeron 51 milímetros en menos de 50 minutos y la Ciudad de Buenos Aires nuevamente colapsó. Hubo inundaciones en numerosas zonas de la capital, con calles anegadas, a la vez que se produjeron prolongados cortes de luz y cayeron varios árboles y postes.
La tormenta inundó varias calles y avenidas de Palermo, Núñez y Belgrano. Y en este último barrio hubo que evacuar un edificio por peligro de derrumbe (ver aparte). El sistema de emergencias de la Ciudad puso a trabajar a unos 300 efectivos para contrarrestar los efectos del temporal.
Además, fueron interrumpidas las líneas C, D y H del subte por el anegamiento de algunos tramos de las vías, además del premetro y los ramales Retiro-Bartolomé Mitre y Retiro-José León Suárez, del ferrocarril Mitre. Juan B. Justo volvió a ser una de las avenidas más afectadas por el agua, a pesar de que la administración macrista anunció en diciembre pasado que las obras en el arroyo Maldonado, que corre bajo esa avenida, forman parte de un “Plan Hidráulico Integral que ya contribuye a que Buenos Aires no se inunde”.
Daniel Russo, director de Defensa Civil, explicó a Tiempo Argentino que “la Ciudad puede, en promedio, soportar una lluvia de 25 milímetros en una hora, pero esto nos hace entrar en crisis, los sumideros se saturan”.
La lluvia comenzó ayer por la tarde, luego de una jornada de intenso calor que llegó en la ciudad de Buenos Aires a los 34ºC de sensación térmica. El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que la tormenta afectaría el área delimitada por la Capital y las ciudades bonaerenses de La Plata, Lobos, Carmen de Areco y Zárate, según un parte de las 19. El organismo estatal estimó que “las condiciones tenderán a mejorar durante la madrugada” de hoy.
“El problema se dio por un frente de tormenta desde La Plata hacia el Río de la Plata. En un momento pasó por la ciudad, el frente avanzó lentamente y en menos de una hora, de las 18:40 hasta antes de las 20, cayeron 51 milímetros.
En algunas zonas, como Palermo, llegaron a 67 milímetros”, dijo Russo. La zona norte, principalmente los barrios de Belgrano, Núñez y Villa Urquiza, por donde pasan arroyos como el Vega, bajo buena parte del recorrido de la calle Blanco Encalada, fue la más afectada: colectivos y autos varados, árboles caídos y al menos una veintena de semáforos sin funcionar, sobre todo en la Avenida Cabildo. “Ahora se está escurriendo el agua y se van normalizando las calles.
La zona baja del Maldonado, donde se hicieron las obras, funcionó perfectamente; la zona alta fue la afectada”, aclaró Russo pasadas las 22:30. Y agregó: “Lo de ahora son charcos que no representan inconvenientes.” Como recomendación, solicitó a la población que no saque la basura y que no transite por las calles inundadas.

Comentarios

Ingresa tu comentario