Buenos Aires, 22/09/2017, edición Nº 1773

La Ciudad, vista por artistas del mundo en Instagram

Usuarios del Hemisferio Norte y del Sur participaron de un encuentro de cuatro días. Ayer compartieron fotos en la jornada final para promover el turismo, en el Hotel de Inmigrantes.

(CABA) Las pantallas nos rodean y a la Ciudad también la vivimos a través de ellas. Recurrimos a aplicaciones en el celular para evitar nudos de tránsito, al GPS para definir un camino y a dispositivos de música para armar nuestra banda de sonido mientras la recorremos. Esa experiencia deja lecturas. Ayer, en el Hotel de los Inmigrantes, en Retiro, alrededor de 150 artistas y usuarios de Instagram se reunieron para capturar la Ciudad una vez más, analizar cómo la ven y promoverla como destino turístico y cultural.

En el tercer piso del edificio de hormigón, ubicado casi sobre el Río de la Plata, a metros del muelle en el que gran parte de nuestros antepasados se convirtieron en inmigrantes, todos tenían un smartphone o una cámara en sus manos. Algunos las apuntaban a las ventanas que dan al río, otros a los mosaicos blancos y fríos que recubren las paredes, un grupo estaba fascinado con las valijas y los camastros.

“Es la primera vez que visito el hotel. Me impactó lo bien que recibían hace un siglo a las personas que huían del hambre y de la guerra. Me hizo pensar en lo mal que lo estamos haciendo con los refugiados en Europa”, dijo Pilar Franco Borrell a Clarín. Esta española de 33 años fue convocada en forma especial para el encuentro. En Instagram es famosa por los textos que acompañan sus fotos. Quizás no todos ayer reconocieron su cara, pero sí su usuario @piluro, escrito en un sticker que pegó en su pecho.

Al igual que Franco Borrell, el fotógrafo estadounidense Ryan Schude, con 84.100 seguidores en Instagram, fue invitado a sumarse. “Hoy, cuando las personas salen a experimentar la ciudad, desde el nene más chico hasta el abuelo de la familia documentan lo que ven a través de una cámara. Observan lo mismo y seguramente fotografían lo mismo, el desafío entre tanta imagen es buscar una mirada única”, analizó. Para conseguirla, ayer pidió a los otros instagramers o igers –así se llaman– que lo ayudaran a componer su foto original. Acostó uno por uno a los asistentes en las escaleras del hotel y los hizo mirar hacia el techo. En el descanso de la escalera ubicó a una embarazada con una valija en la mano. Una vez que suba la imagen, se sumará a las que ya hizo en un conventillo en La Boca, en un almacén y en una peluquería porteña.

Ayer, Silvia Dietrich, de 56 años, permaneció durante varios minutos capturando las camas de los inmigrantes. No llegó ahí por casualidad: “Hace cuatro años me metí en la comunidad “igersbsas”. Así supe del evento”. En ese espacio, más de 18 mil personas comparten su mirada sobre la Ciudad. Dietrich, por ejemplo, aportó tomas de la avenida Corrientes, el Barrio Chino y las torres de Puerto Madero.

Hernán Goldaracena, de 45 años, es otro integrante. Su visión de Buenos Aires es más microscópica y concentrada en el color. “Siempre me traslado con la cámara en el auto y con el teléfono encima”, dijo. La llegada de lo digital a la fotografía para él introdujo la posibilidad de enmendar el error. “Recién en el primer piso, saqué una foto a la pared de hormigón. La imagen no salió como quería. La borré y volví a empezar”.

Santiago Salamanca también está empezando. Hace un año viajó desde Bogotá, Colombia, a Buenos Aires para convertirse en fotógrafo. En la memoria de su reflex había 140 fotos del hotel. Las mejores irán a Instagram. “En cualquier espacio puede haber una foto pero yo quiero encontrar algo que contar a los demás”. RD

Fuente: Clarin

Comentarios

Ingresa tu comentario