Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

La Ciudad le canceló cuatro veces la operación a un niño de 10 años

Dicen que no es urgencia.

La familia denuncia que ya le cancelaron la operación cuatro veces. Joel tiene 10 años y está internado en el Pedro de Elizalde. La Ciudad dice que su caso “no es una urgencia”

Joel-internado-suspendieron-operacionJORGE-SANCHEZ_CLAIMA20140610_0022_28

(CABA) Para Joel, caminar es tan difícil como conseguir que lo operen. Su pie izquierdo creció algo levantado y mirando hacia un costado por una enfermedad crónica que le restringe la movilidad desde bebé. Técnicamente, sufre de “pie bot”. Con los años, el problema se agudizó. Ahora, corre riesgo de fractura si camina demasiado. Por eso, usa silla de ruedas. Los médicos creen que una operación de bajo riesgo en el tobillo devolvería el pie a su posición natural. Y haría que el chico de 10 años vuelva a caminar. Pero en el Hospital Pedro de Elizalde –ex Casa Cuna–, según denuncia la familia, ya le suspendieron esa operación cuatro veces. La última vez fue el último viernes. Apretando la mano de la mamá, Joel llegó hasta la antesala del quirófano, bañado y con el delantal quirúrgico puesto. Pero una médica abrió las puertas y les dijo: “La operación se suspendió”. Otra vez.

Es una crueldad lo que están haciendo”, se quebró Gisela Córdoba, la mamá. “El viernes llegué a hablar con el subdirector del hospital (Angel Bonina) –contó– y nos dijo que había una orden de la Jefatura de Gabinete porteña para postergar las operaciones que no sean urgentes”.

Ningún funcionario del Gobierno de la Ciudad o de la dirección del hospital quiso hablar del tema. Sólo un vocero del Ministerio de Salud porteño confirmó que el viernes la intervención tuvo que ser reprogramada “porque las 11 camas de terapia intensiva del Elizalde se ocupan permanentemente por emergencias relacionadas con la bronqueolitis”, una enfermedad respiratoria que afecta a los chicos en esta época y que implica riesgo de vida. Según aclaró, por precaución no se puede hacer esta intervención sin tener una cama libre en terapia intensiva. Agregó: “No es una urgencia y se prioriza la urgencia. Es rutinario que se reprogramen operaciones”. La cirugía volvió a pautarse para mañana. “Pero no podemos garantizar que no vuelva a reprogramarse si entra otra urgencia”, dijo el vocero.

La familia asegura que la primera fecha de operación había sido pautada en octubre. Y tiene órdenes de internación con sello y firmas de médicos del hospital en las que consta que la intervención también se fijó para el 4 de abril (antes de que llegara la bronqueolitis), para el 23 de mayo y para el 6 de junio. Desde la Ciudad no dieron más argumentos para entender por qué la cirugía no se hizo antes, ni por qué Joel tuvo que escuchar un “no” cuando ya había sido trasladado al quirófano.

Mientras tanto, el papá Nicolás, que trabaja en mantenimiento, y la mamá Gisela, que cumple tareas en un jardín maternal, se reparten las horas para acompañar al nene. Con un familiar, tres hermanitos de Joel esperan en la casa humilde de Rafael Castillo que la familia vuelva a juntarse.

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario