Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

La Ciudad lanzó una plataforma para detectar los riesgos de abrir un comercio

El nuevo Mapa de Oportunidades Comerciales ofrece información para conocer qué y dónde vender.

(CABA) El gobierno porteño lanzó una plataforma para potenciar el desarrollo de los emprendedores y de las 150.000 Pymes de la Ciudad. Se trata de una aplicación abierta que reúne y analiza grandes volúmenes de información para que el vecino pueda detectar los riesgos de abrir un comercio e identificar las oportunidades del mercado.

En el último informe de Global Entrepreneurship Monitor (GEM), la Argentina ocupó el puesto 16 de 64 países, con una tasa de actividad emprendedora de más del 14%. Sin embargo, el éxito de estos emprendimientos no está garantizado: un 10% de la población adulta encuestada cerró su negocio en los últimos 12 meses y el miedo a fracasar alcanza el 26%.

De ahí surge la necesidad de crear la herramienta Mapa de Oportunidades Comerciales (https://moc.buenosaires.gob.ar/), la primer plataforma BIG DATA del gobierno porteño que permite al usuario acceder a una evaluación comercial sobre un barrio, a partir de la selección de un rubro específico. Ofrece un reporte detallado con el número de aperturas y cierres de locales en los últimos dos años, brinda información del promedio de ventas de esos comercios y presenta un índice de estabilidad que se basa en la supervivencia de los negocios a lo largo del tiempo.

Además, muestra diversos indicadores poblacionales como la cantidad de personas que viven y trabajan en una zona en particular, desagregados por rango etario y sexo, y datos inmobiliarias que indican el valor promedio del alquiler y la venta del metro cuadrado.

La aplicación se desarrolló desde el Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología dirigido por Andy Freire, con una inversión de $ 500.000 para el desarrollo de la interfaz y el diseño frontal, y US$ 300.000 para la compra a Telefónica de una base de datos que incluye información sobre la movilidad de las personas.

El resto de la información proviene de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), Planeamiento del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad, Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC), Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP), BA Data y Properati.

“En una segunda etapa el objetivo es mezclar tecnologías para unir a emprendedores al estilo Tinder y que consigan financiamiento dentro de la aplicación. Pero para eso se van a tener que loguear. Además ya en otra instancia los datos también tendrán usabilidad para el gobierno y no sólo para el vecino, porque la aplicabilidad y exportación de esta información para otros usos es enorme”, consignó Pablo Mlynkiewicz, Director de Proyectos de Ciudad Inteligente y Gobierno Abierto y encargado de dirigir este proyecto.

“Esto estaba creado en Corea, ya tiene tres años allá. El año pasado vino una delegación coreana que planteó que tenía el mismo problema que nosotros, una alta tasa de fracaso de los locales nuevos que se abrían y que tenían una durabilidad muy corta en el tiempo. Nos mostraron la aplicación, nos invitaron a viajar y descubrimos que había una tecnología exportable”, explicó Andy Freire.

Los coreanos tardaron dos años en evaluar los datos y un año más en desarrollar la aplicación. Al inicio del proyecto evaluaron 32 bases de datos de múltiples organismos, pero pronto confirmaron que sólo 7 marcaban un diferencial en el mundo emprendedor.

Al respecto, Mlynkiewicz manifestó que “ese tipo de información nos ahorró años de trabajo. Ellos nos capacitaron, nos instruyeron en las técnicas y algoritmos. Seúl se está posicionando como el nuevo Japón y quiere mostrarse al mundo, quiere capacitar a todos”.

En relación a las tecnologías, “R es el software que utilizaron para hacer el desarrollo, la parte web está hecha en Apache, y la posibilidad de conectarse con Big Data es con Hadoop. Esos serían como los tres más importantes. El desarrollo es una regresión logística que te da la probabilidad, el riesgo”, agregó Mlynkiewicz. NR

Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario