Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

La Ciudad incumple fallo que le ordena resolver el riesgo edilicio en Barracas

Hace siete años que el IVC incumple una cautelar que busca impedir otro "accidente" como el de Villa Soldati en el complejo habitacional Colonia Sola.

Por Gustavo Sarmiento

(CABA) Si se puede prevenir, no es un accidente. Lo repiten los vecinos de Villa Soldati, donde hace un mes cayeron tres adolescentes de un balcón de un edificio, en el que debían haberse hecho las reparaciones necesarias: Cristian Crespo, uno de ellos, murió. En Barracas, el antiguo conjunto habitacional llamado Colonia Sola, donde habitan unas 350 personas, y cuya seguridad también depende de las obras que debe hacer el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) y no hace, piensan lo mismo. Sus vecinos dicen que no quieren ser “un nuevo Soldati“. El nudo de la cuestión es que la Ciudad incumple hace siete años una cautelar que busca impedir otro “accidente” por falta de mantenimiento edilicio. Mientras tanto, en el primer semestre de 2015 el IVC recortó un millón de pesos del programa que debía rehabilitar ese barrio. En cualquier caso, todavía no ejecutó una sola moneda del presupuesto asignado.

Colonia Sola está en la calle Australia al 2739/87, entre Perdriel y Santa Elena. Dividido en cuatro monoblocks de planta baja y primer piso, el barrio fue construido en 1889 por la empresa británica Ferrocarril del Sud, y fue declarado Patrimonio Histórico de la Ciudad por su valor arquitectónico. Tras la privatización, el 21 de abril de 1999, fue adquirido al Ente Nacional de Administración de Bienes Ferroviarios por los vecinos agrupados en la Asociación Mutual Colonia Sola, por un 20% del valor total y luego en cuotas. Pero en plena crisis económica, las 71 familias no pudieron seguir pagando. Para normalizar la situación, la Ley 459 creó el Programa de Rehabilitación del Complejo Habitacional, que debía subdividir el conjunto en propiedad horizontal y efectuar su restauración integral. Esto iba a ser financiado por la Comisión Municipal de la Vivienda (hoy IVC), otorgando subsidios y préstamos. Y el Ejecutivo porteño debía constituir una comisión mixta de funcionarios, vecinos y legisladores para seguir el caso. Nunca la creó.

Pero el principal incumplimiento es el judicial. Ante la presentación de los vecinos, la jueza Alejandra Petrella estableció el 14 de octubre de 2008 una medida cautelar que ordenó al IVC que “en el plazo de diez días adopte las medidas necesarias a fin de ejecutar las obras de carácter urgente necesarias para salvaguardar la integridad física de los habitantes de Colonia Sola, y que eviten los riesgos edilicios constatados en autos…”

La cautelar se encuentra firme e incumplida. Nada sucedió en todo este tiempo. “Tengo miedo de caminar por los pasillos. Cuando hay tormenta tiemblo sólo de pensar lo que podría pasar, porque se te vuelan las tejas, las claraboyas, todo”, contó a la agencia Télam Ana María Montenegro, que desde hace 50 años vive en el Monoblock 4. Todos los balcones del primer piso y las galerías de la planta baja están apuntalados por barras de hierro; la base de algunas de las columnas originales de concreto de fines del siglo XIX, quebradas por la mitad; hay paredes con huecos del tamaño de una mano; y techos de madera que se caen.

Cementaron los apuntalamientos, por lo cual parece que la intención de la Ciudad es no sacarlos, que eso que debía ser provisorio quede definitivo. La cautelar es muy vieja y desde el IVC no hicieron ningún informe técnico nuevo“, dijo a Tiempo el asesor tutelar Gustavo Moreno. Habló de “peligro inminente” y de una situación “muy parecida a la de Soldati”.

Para Moreno, subejecutan “para que el lugar se deteriore aún más y los vecinos se retiren”, y porque “esa plata después el IVC la destina a otras obras”. Actualmente la causa también está trabada, porque deben pagarle un adelanto a peritos de la Facultad de Ingeniería. Desde la Ciudad dicen que, como es prueba de parte de los actores, ese dinero deben ponerlo los vecinos.

Cecilia González, defensora de primera instancia que representa a los vecinos mayores de edad, agregó su preocupación “porque existe peligro de derrumbe acreditado por tres pericias arquitectónicas”. Por los reiterados incumplimientos, la justicia impuso multas al presidente del IVC, Emilio Basavilbaso, y a miembros del directorio, todas apeladas por el Gobierno de la Ciudad.

Presupuesto recortado y sin ejecución
Hasta mitad de este año, el IVC no sólo recortó los $ 2,9 millones asignados para Colonia Sola a $ 1,9 millones, sino que además no ejecutó un solo peso: la planilla muestra un 0 por ciento. Este fue el derrotero presupuestario del predio: en 2008 no tuvo asignado presupuesto, a pesar de figurar como programa oficial del IVC. En 2009, “ejecutaron” 0% de los 1.586.342 pesos asignados. En 2010 se cumplieron con los $ 2.819.773 pautados. En 2011, quedaron 400 mil pesos sin usar. En 2012, el presupuesto bajó a tan sólo 100 mil pesos. En 2013, nada. Y el año pasado volvieron a ser apenas 200 mil pesos.

En cero
Otros programas del IVC también sufren ejecución nula. En el primer semestre, para “Hotelados” no usaron un solo peso de 9 millones asignados. Lo mismo para los 1,7 millones de “Reintegración, Integración y Transformación de Villas“. Y el presupuesto para “Viviendas con Ahorro Previo” tuvo un escaso 4,3% de los 330 millones pautados.

colonia sola

Fuente: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario