Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

La Ciudad estudia instalar un sistema de alquiler de autos eléctricos

Sería para mejorar el tránsito en la zona del macro-centro porteño. En 2015 se instalaría el sistema automático de alquiler de bicicletas. (CABA) La Ciudad estudia instalar en el macrocentro porteño un servicio público de alquiler de vehículos, también conocido en el mundo como carsharing. Este sistema, que ya se utiliza en ciudades como Londres, París, San Francisco y Amsterdan, entre otras ciudades, permite a los usuario alquilar un auto...

Sería para mejorar el tránsito en la zona del macro-centro porteño. En 2015 se instalaría el sistema automático de alquiler de bicicletas.

smart-eficiencia-suiza

(CABA) La Ciudad estudia instalar en el macrocentro porteño un servicio público de alquiler de vehículos, también conocido en el mundo como carsharing. Este sistema, que ya se utiliza en ciudades como Londres, París, San Francisco y Amsterdan, entre otras ciudades, permite a los usuario alquilar un auto por un corto período de tiempo.

El servicio, que es rentado, habitualmente se utiliza por una hora, y el vehículo se retira y se deja en alguna de las estaciones disponibles en la red, al igual que ocurre hoy con el sistema de alquiler de bicicletas públicas en la Capital.

Así lo admitió el subsecretario de Transporte porteño, Guillermo Dietrich, quien aseguró que avanzan en la elaboración de un plan para instrumentarlo luego de que se inaugure, en 2015, el sistema automático de alquiler de bicicletas.

Hay una tendencia creciente en muchas ciudades en cuanto al uso del carsharing; en los últimos años, el alquiler de autos eléctricos ganó mucho terreno. Ante los problemas actuales de congestionamiento en el tránsito, venimos estudiando este tema con mucha profundidad y es perfectamente aplicable en una ciudad como Buenos Aires“, dijo Dietrich.

Según este proyecto, los autos eléctricos se podrían retirar con una tarjeta o bien con un código de autorización, y el usuario pagará por kilómetro recorrido. “Son sistemas sofisticados, de forma tal que la persona que alquila uno de estos vehículos hasta podrá reservar un lugar para estacionar en lugares que serán delimitados exclusivamente para estos autos“, comentó el funcionario porteño.

En París, por ejemplo, cada auto eléctrico se alquila hoy siete veces por día, y el promedio de tiempo es de 40 minutos. En total, cada auto eléctrico, que son chicos y fáciles para maniobrar y estacionar, recorre unos 250 kilómetros, según fuentes oficiales. En distintas ciudades del mundo, en general, el costo del alquiler de un auto eléctrico es entre dos y cuatro veces más caro por viaje que un pasaje en transportes tradicionales como el subte o colectivo.

En Buenos Aires, la idea inicial es que estos vehículos no ingresen en el microcentro porteño, ya que la política local es, justamente, desalentar el uso en esa zona.

Este sistema es perfectamente aplicable en la ciudad; hay que construir estaciones más grandes que las de las bicicletas, y también hay que prever el tema del vandalismo. Por lo que se está analizando, el macrocentro es la zona ideal para ponerlo en marcha, ya que es el lugar que concentra la mayor cantidad de personas y viajes en transporte público y privado“, comentó Dietrich.

Consultado el funcionario porteño sobre qué grado de avance tiene esta iniciativa, explicó: “Estamos conversando con los principales actores que desarrollaron este sistema en otras ciudades del mundo, pero primero se automatizará el sistema de bicicletas para después desarrollar este proyecto“. Claro que la gestión macrista deberá revalidar su mandato en 2015 para ejecutar esta iniciativa.

Sergio Abrevaya, presidente del Consejo Económico y Social de la ciudad, y ahora candidato a jefe de gobierno porteño por UNEN, dijo: “Para transporte individual, mejor la opción de bicicletas y motos eléctricas, aprovechando las estaciones que ya existen. La bicicletas y motos eléctricas ocupan mucho menos espacio que cualquier auto eléctrico o no, y consumen mucha menos electricidad que un auto. Además, se fomentaría con crédito y subsidios la mutación del parque automotor de taxis a taxis eléctricos, que resulta más práctico y retira contaminación de las calles“, dijo Abrevaya.

Gustavo Castagnino, director de Relaciones Institucionales de Mercedes-Benz Argentina, dijo que “la firma, por ser el inventor del automóvil, tiene una obligación histórica de asegurar la movilidad, lo que llevó al Grupo Daimler lanzar en 2013 un auto eléctrico masivo y accesible en el mundo“.

Mercedes-Benz, dentro del marco de las soluciones de movilidad para las personas, “cuenta en 26 ciudades de todo el mundo con el servicio de “car2go” de vehículos Smart. El sistema es el pionero en alquiler de auto por minuto”, dijo Castagnino. El concepto de este vehículo es: “Lo buscás, te subís, introducís tu PIN, manejás y lo estacionás en los lugares reservados, lo que ha creado una nueva solución de movilidad en grandes ciudades“, agregó.

Actualmente se utiliza en 26 centros de Europa y Estados Unidos, y posee más de 750.000 usuarios; además, hay 10.500 Smart Fortwo en uso, en todo el mundo. Sobre su posible aplicación, Castagnino comentó: “La utilización de los autos eléctricos está en directa relación con la infraestructura existente para poder concretar su carga. Se espera un trabajo conjunto para que en el futuro Buenos Aires también cuente con autos eléctricos en su parque automotor“.

Andrés Fingeret, director del Instituto de Transporte para el Transporte y el Desarrollo (ITDP Argentina), comentó: “Una nueva alternativa de movilidad para la Capital es bienvenida. Para la movilidad urbana, la diversidad de medios genera un efecto positivo, y brinda menor dependencia del auto particular y privado“.

Sin embargo, Fingeret hizo algunas salvedades. “La clave es en pensar el sistema de autos compartidos como una opción para usos específicos, no como un medio de transporte masivo que compita con el transporte público colectivo. En nuestra ciudad lo visualizo como una alternativa para quien no tiene vehículo propio, pero, eventualmente, puede querer utilizar uno”. El presidente de ITDP agregó: “Será un plus que los autos sean pequeños y eléctricos, lo que reducirá la contaminación y facilitará la introducción de nuevas tecnologías en el país. Pero en ningún caso este tipo de iniciativas debe quitar el foco principal que debe ser promover el transporte público, el uso de la bicicleta y el desincentivo a la utilización del automotor particular“.

Para Roberto Converti, reconocido urbanista, la iniciativa es positiva. “Sin duda que Buenos Aires es una ciudad muy propicia para estas nuevas soluciones; por lo tanto, implementar esta nueva dinámica para la movilidad ciudadana no debiera implicar tan sólo una novedad más, sino, y por su importancia, constituir una oportunidad estratégica para favorecer el funcionamiento y mejoramiento del sistema urbano general. Además, debería ayudar a modificar los usos y costumbres sociales, a partir de una mayor conciencia del medio ambiente, gracias a la aplicación de nuevas tecnologías para el movimiento cotidiano“, dijo Converti.

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario