Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

La Ciudad elige a su Jefe de Gobierno entre Larreta y Lousteau

Se enfrentan en el ballottage para definir al sucesor de Macri; el resultado y la diferencia entre ambos impactarán en el escenario nacional a tres semanas para las PASO presidenciales.

(CABA) En una elección que parece contener un limitado suspenso sobre el resultado, pero que tiene un altísimo impacto nacional, Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau volverán a enfrentarse hoy en las urnas, esta vez sólo entre ellos, para definir quién será el jefe de gobierno porteño a partir del próximo 10 de diciembre.

Por primera vez desde 2003 el Frente para la Victoria, que este año postuló al presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, quedó fuera de carrera y no participará del ballottage porteño.

Rodríguez Larreta y Lousteau medirán fuerzas dos semanas después de haber quedado separados por 20 puntos en la primera vuelta electoral. El 5 de julio el candidato de Pro y delfín de Mauricio Macri, Rodríguez Larreta, cosechó 45,5 por ciento de los votos frente al 25,5% de Lousteau. Recalde quedó tercero con 21,9%.

De acuerdo con la Constitución de la Ciudad, y con Rodríguez Larreta como favorito según la mayoría de las encuestas, quien hoy obtenga mayor cantidad de votos, sin importar la diferencia sobre su rival, se convertirá en el sucesor de Macri.

El resultado será vital para el futuro del jefe de Pro, que dentro de tres domingos disputará las elecciones primarias de la que saldrán los candidatos a presidente que competirán en octubre. Macri necesita una victoria clara de Rodríguez Larreta en el distrito que manejó durante los últimos ocho años, su cuna y principal bastión político, para sostener su ambición presidencial y conservar el lugar expectante que le asignan los sondeos.

Si se cumple el pronósitco de las encuestas y se impone Rodríguez Larreta, la diferencia que el hombre de Pro le saque a Lousteau será un dato crucial para ambos (ver página 12).

Paradójicamente, el resultado de hoy también impactará hacia adentro del frente Cambiemos, que Pro comparte con la UCR y la Coalición Cívica y por el que en las PASO, además de Macri, competirán la jefa de la CC y diputada, Elisa Carrió y el presidente del radicalismo, el senador Ernesto Sanz.

La porteña es la última elección de distrito previa a las PASO del 9 de agosto. Entre otras, ya eligieron gobernador las provincias de Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

Otro foco de atención estará puesto hoy en el porcentaje de votos en blanco. Mientras que el kirchnerismo anunció públicamente que no apoyaría ni a Lousteau ni a Larreta, los dos candidatos de la izquierda -Luis Zamora de Autodeterminación y Libertad (AyL), y Myriam Bregman, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT)- pidieron explícitamente a quienes los eligieron en primera vuelta que hoy voten en blanco.

Justamente el voto en blanco fue uno de los ejes de la campaña de las últimas dos semanas. Pro y ECO se enfrentaron por el lugar que esa opción tendrá en la boleta única electrónica con la que se votará hoy. Finalmente, y pese a que ECO presentó una queja en la justicia electoral porteña, la alternativa ocupará un espacio sustancialmente mayor al que tenía en la pantalla hace 15 días.

Las últimas dos semanas también estuvieron atravesadas por las denuncias de “campaña sucia”, de Lousteau contra Larreta, y por las quejas por la nacionalización de la pelea porteña.

El antecedente de la elección del 5 de julio, en el que la boleta electrónica se usó en la ciudad por primera vez, invita a esperar un recuento relativamente rápido. Hoy volverá a utilizarse el mismo sistema, pero basado en el exitoso debut de hace dos semanas, se supone que no habrá problemas. Con 2.555.853 electores distribuidos en 7377 mesas y 811 centros de votación, la ciudad de Buenos Aires es el cuarto distrito en importancia del país por su peso en el padrón nacional. Habrá que ver si hay una merma de concurrencia por las vacaciones de invierno.

Comentarios

Ingresa tu comentario