Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

La Ciudad indemnizará los daños que causó un bache en 1998

La Justicia en lo Contencioso Administrativo y Tributario condenó al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a indemnizar una fractura de peroné causada por un bache, en un accidente ocurrido en 1998, y cuya víctima murió esperando el fallo. (Ciudad de Buenos Aires) La Sala Segunda de la Cámara, con las firmas de los jueces Nélida Daniele y Esteban Centanaro, resolvió así el episodio sufrido por Marta Beatriz Hernández, una...

La Justicia en lo Contencioso Administrativo y Tributario condenó al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a indemnizar una fractura de peroné causada por un bache, en un accidente ocurrido en 1998, y cuya víctima murió esperando el fallo.

(Ciudad de Buenos Aires) La Sala Segunda de la Cámara, con las firmas de los jueces Nélida Daniele y Esteban Centanaro, resolvió así el episodio sufrido por Marta Beatriz Hernández, una vecina porteña que el 19 de febrero de 1998 “alrededor de las 16.45, tras descender de un ómnibus en la Avenida Rivadavia, se dirigía a cruzar la calle Terrero por la senda peatonal cuando involuntariamente introdujo su pie dentro de un bache en el pavimento de la senda”.

Según explica el fallo, “ello provocó su caída”; fue asistida por dos transeúntes y mientras su tobillo se inflamaba se trasladó en taxi hasta el Centro Gallego, donde le diagnosticaron “fractura de peroné” y le colocaron “una bota de yeso que debió usar por más de 45 días”.

La mujer “era ama de casa y realizaba trabajos de gestoría para trámites ante la AFIP y que también colaboraba en el negocio de quiniela y lotería de su marido”, actividades que debió abandonar a raíz de la lesión, según explicó.

La causa discurrió por los laberintos judiciales hasta que en 2008, cuando fue ordenada una tercera evaluación sobre las secuelas del accidente, la víctima “se encontraba con internación domiciliaria debido a una afección pulmonar, y mientras se realizaban los trámites pertinentes para realizar la pericia en su hogar, lamentablemente falleció”.

El tribunal confirmó ahora la condena contra el gobierno porteño a pagar a los herederos de Hernández 1.000 pesos en concepto de gastos de farmacia y 5.000 por daño moral, con más los intereses respectivos a contar desde el momento en que se produjo el hecho.

Comentarios

Ingresa tu comentario