Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

La Ciudad de Buenos Aires busca regular la actividad de los “food trucks”

Los camiones de comida ya son furor en países como Nueva York y Roma. Ahora un proyecto de ley impulsado por UNEN busca legalizar su trabajo en las calles de la Ciudad. (CABA) En ciudades como Nueva York o Roma son furor. En cada esquina, un camión que oficia de restaurante ambulante (food truck) ofrece comida elaborada, bebidas y hasta fruta. Para no ser menos, un proyecto de ley propone...

Los camiones de comida ya son furor en países como Nueva York y Roma. Ahora un proyecto de ley impulsado por UNEN busca legalizar su trabajo en las calles de la Ciudad.

camion.comida.aeropuerto

(CABA) En ciudades como Nueva York o Roma son furor. En cada esquina, un camión que oficia de restaurante ambulante (food truck) ofrece comida elaborada, bebidas y hasta fruta. Para no ser menos, un proyecto de ley propone que este negocio gastronómico desembarque en las calles porteñas.

Los diputados Inés Gorbea, Juan Nosiglia y María Eugenia Estenssoro (UNEN) presentaron una iniciativa en la Legislatura porteña para autorizar la elaboración y venta de alimentos e infusiones preparadas en el lugar a través de camiones de comidas. El proyecto también está siendo analizado por el Ministerio de Desarrollo Económico.

Actualmente, en la Ciudad los food trucks se utilizan en fiestas particulares, grandes eventos y en ferias como Masticar, que es organizada por el Gobierno porteño en el predio El Dorrego. Pero están prohibidos para la vía pública por la ley N° 1166, que sólo permite la venta de golosinas y sándwiches envasados en origen.

Según indica el flamante proyecto, la elaboración y expendio se realizará en camiones móviles que estarán adaptados con los equipos necesarios, con el objetivo de realizar la preparación de la comida en el acto. Además, argumenta, beneficiará a los oficinistas, transeúntes y también a los emprendedores gastronómicos de estas características.

Si bien la movida recién será analizada en detalle el año próximo, fuentes de la Ciudad señalan que los food trucks no convencieron al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, por varios motivos. Por un lado, los funcionarios e inspectores luchan día a día contra los puestos ilegales de comida en la calle y no quieren abrir el grifo de esta nueva propuesta. Además, en las zonas céntricas la idea es despejar las veredas para favorecer el paso de trabajadores y turistas.

Por otra parte, el macrismo pretende avanzar con la construcción de bares en plazas y parques, lo cual ya ha generado el repudio de vecinos y comerciantes.

Fuente: La Razon

Comentarios

Ingresa tu comentario