Buenos Aires, 19/09/2017, edición Nº 1770

La Ciudad armó un Plan de Seguridad Vial con ayuda de los vecinos

La intención es reducir los siniestros en un 30%. Habrá zonas para circular hasta 30 km/h, más agentes en la vía pública y capacitarán a alumnos y conductores.

(CABA) Para llegar a 2019 con un 30% menos de siniestros viales en la ciudad, donde los peatones son las principales víctimas de estos incidentes, el gobierno porteño presentó por primera vez un plan de seguridad vial para el distrito. El proyecto, elaborado con el sector público, entidades empresariales, organizaciones vinculadas con el tema y vecinos de las 15 comunas, plantea objetivos para este año y otros a largo plazo.

El Observatorio de Seguridad Vial actualizará y publicará asiduamente las cifras sobre siniestros viales sobre la base de datos de la Policía Federal, como se hacía hasta ahora, y realizará un trabajo coordinado con todas las fuerzas de seguridad y el sector de salud pública, lo que incluirá el seguimiento de los heridos durante los siniestros.

Las últimas cifras oficiales son de 2015. Ese año, hubo 91 muertos en accidentes de tránsito; el 69% fueron peatones y motociclistas. Los transeúntes representan el 22% de los heridos por siniestros de tránsito y el 35% de los muertos. En 2016, según los datos de Luchemos por la Vida, las víctimas sumaron 109.

Desde que asumió, el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta hizo hincapié en implementar medidas para transformar ciertas zonas y darles prioridad a los peatones. Este año prevalecerá la demarcación horizontal en 300 cruces de calles y se aumentará la señalización para peatones. Se intervendrán algunas esquinas para reducir el espacio de caminata entre un cordón y otro. Para 2017, 88 cuadras tendrán restricción a vehículos motorizados en horarios clave. La cifra ascenderá a 261 en 2018.

Cada día, casi tres millones de personas ingresan en la ciudad desde el conurbano; el 45% lo hace con vehículo propio. Durante algunas horas, la población de la ciudad se duplica. “Planteamos este compromiso que permita reducir los siniestros viales y mejorar la circulación”, explicó el secretario de Transporte, Juan José Méndez, ante unas 150 personas que trabajaban en conjunto sobre los problemas de cada comuna.

Según un análisis del observatorio, la velocidad es uno de los principales factores de riesgo. Por ello, uno de los objetivos es que en los próximos tres años seis zonas de la ciudad (no fueron dadas a conocer) permitan una velocidad máxima de circulación de 30 km/h.

Las calles y avenidas linderas a escuelas y hospitales suelen ser un punto conflictivo: se registran accidentes y a menudo ocurren acaloradas discusiones por el congestionamiento de vehículos y peatones. Los vecinos de la comuna 8 ejemplificaron: “En Murguiondo al 3300 [Villa Lugano] hay una escuela. Necesitamos un semáforo”. Los funcionarios atendieron el reclamo e indicaron que se crearán “entornos seguros” con una infraestructura y un diseño que prioricen la movilidad no motorizada en ciertas zonas aledañas a edificios escolares.

El plan de seguridad vial, explicó la subsecretaria de Movilidad Sustentable, Paula Bisiau, contempla capacitar a 60.000 estudiantes de todos los niveles, que participarán de talleres sobre la temática vial.

Los motociclistas son parte de los más afectados por los accidentes de tránsito en la ciudad. Son el 38% de los lesionados y el 34% de los muertos por esos hechos. La Secretaría de Transporte propone instalar puestos de control exclusivos para los usuarios de motos y el análisis de puntos identificados como conflictivos para darles mayor seguridad, entre otras estrategias.

“Es un buen signo que se avance en un plan que priorice a los transeúntes”, dijo a La Nación Alberto Silveira, de la organización Luchemos por la Vida. “Hay cosas que se pueden hacer y no son muy costosas: marcar las sendas peatonales. En los cruces de Avellaneda, de San Nicolás a Nazca, casi no se ven y es una zona muy transitada”, destacó.

Tomar conciencia
Rodríguez Larreta dijo: “La idea es que estas acciones sean participativas con los vecinos y las comunas y, de a poco, vemos que se va tomando conciencia”. Durante la actividad realizada ayer, Daniela Acuña planteó una duda en representación de los vecinos de la comuna 1 (integrada por los barrios de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución): “Las motos tienen reglas, los autos tienen reglas. ¿Qué pasa con los ciclistas, que no respetan las señales?”.

En la comuna 6 hay una esquina que preocupa, sobre todo en pos de la seguridad de los peatones: el cruce de las avenidas Rivadavia y Acoyte. “Se produce un gran embotellamiento y los peatones quedan en el medio“, resaltaron los integrantes de la mesa de discusión.

Uno de los ejes del plan, que está en proceso de consolidación, considera el compromiso vecinal y de las organizaciones. A través de un mapa participativo online, la gente podrá identificar los cruces inseguros, la falta de señalización y otras problemáticas que considera que afectan a su barrio.

María Cristina, de San Cristóbal, hizo referencia a la “imposibilidad” de transitar por Sarandí por los problemas de mal estacionamiento que hay en esa arteria. “Hay una idea de indicar la falta por bloquear las rampas de las veredas y que el inspector podría pegarle un sticker al rodado en infracción para hacer visible lo que estaba mal”, propuso el secretario de Transporte.

Los automovilistas representan el 20% de las personas fallecidas en incidentes viales y tienen una incidencia en el 80% de los siniestros que ocurren en la ciudad. El plan de seguridad prevé que para este año, como parte de las estrategias, habrá 40% de puestos de control sobre alcoholemia. Para fines de 2016, se espera que 150.000 autos sean controlados mediante la Verificación Técnica Vehicular.

“Vamos a llegar a 2400 agentes de tránsito en la calle para cuando termine este año”, anticipó Méndez a los vecinos.

Ejes salientes de la iniciativa

Infraestructura segura
Restringir 261 cuadras a vehículos motorizados en horarios clave
Establecer 6 áreas en donde la velocidad máxima sea 30 km/h
Alcanzar 8 corredores de Metrobus y 62,5 km de circulación segregada
Extender a 250 km la Red de Ciclovías Protegidas

Concientización y Educación vial
Concientizar a 60.000 estudiantes de las escuelas y a 6000 conductores profesionales.
Implementar prácticas y cursos en los trámites de otorgamiento y renovación de la licencia de conducir.
Realizar campañas masivas focalizadas en problemas clave.

Control y Legislación
Superar los 2000 agentes de tránsito en la calle.
Realizar la VTV de 600.000 autos y más de 60.000 motos.
Alcanzar 2000 cámaras que monitoreen el tránsito.
Medir el comportamiento del uso del casco, cinturón, celular y del sistema de retención infantil.

Compromiso Ciudadano
Publicar anualmente reportes de siniestralidad.
Crear un sitio web para que los vecinos pidan y aporten información sobre seguridad vial.
Promover el trabajo con la sociedad civil, familiares de víctimas y el sector privado a través del programa Amigos de la Movilidad Sustentable y Segura. NR

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario