Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

“La candidatura presidencial de Macri no es innegociable”

El ministro de Gobierno porteño y encargado de armar la estrategia electoral del Pro, Emilio Monzó, afirmó que la candidatura presidencial de Mauricio Macri “no es innegociable”, y dijo que si hay otros referentes en mejores condiciones, el jefe de Gobierno “tendrá generosidad” a la hora de encarar una alianza. Durante una entrevista con Télam en su despacho de las oficinas del nuevo Ministerio de Gobierno, Monzó explicó los pasos...

El ministro de Gobierno porteño y encargado de armar la estrategia electoral del Pro, Emilio Monzó, afirmó que la candidatura presidencial de Mauricio Macri “no es innegociable”, y dijo que si hay otros referentes en mejores condiciones, el jefe de Gobierno “tendrá generosidad” a la hora de encarar una alianza.

Durante una entrevista con Télam en su despacho de las oficinas del nuevo Ministerio de Gobierno, Monzó explicó los pasos a seguir por el Pro para consolidarse a nivel nacional y defendió sus conversaciones con dirigentes extrapartidarios: “No podemos comenzar los diálogos en 2015, tenemos que comenzarlos ahora”.

En diciembre pasado, Monzó fue designado por Macri junto a Humberto Schiavoni -quien en marzo será elegido presidente del Pro nacional- como el encargado de articular la relación con otras fuerzas para lograr hacer pie en el interior, con una estructura que permita al macrismo competir en las presidenciales de 2015.

“Tengo idealizado un frente (electoral) con referentes de todo el país, y no sólo políticos sino también que puedan venir del mundo artístico, del deporte y del empresariado, que quieran un país con mayor tolerancia, integrado al mundo y que respete la división de poderes”, sostuvo.

En ese sentido, dijo que le “gustan algunas figuras del PJ y de la UCR” y que tiene “buen diálogo con radicales de Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Neuquén, provincia de Buenos Aires y Capital”.

“Hoy hay muchos referentes que buscan espacios en común para ser alternativa en 2015, diferente a los acuerdos electorales que se presentaron en 2011. Tenemos que mirar ese espejo y no repetir el error”, señala.

En cuanto a la polémica desatada por sus contactos con intendentes del radicalismo, relató que ellos fueron “legitimados territorialmente por sus votantes”, y que eso impulsó al Pro a contactarlos, y salió al cruce de las críticas del presidente de la UCR bonaerense, Miguel Bazze, quien cuestionó la estrategia del PRO.

“Creo que la UCR tiene su potencial y futuro en los intendentes, y la dirigencia de la superestructura se alejó de la realidad de los distritos que gobiernan ellos”, fustigó, y consideró que tiene un “sesgo tradicional, de otras épocas” el querer que “cuatro personas en un comité decidan todo”.

Igualmente, aseveró que “hablar de un frente electoral con la UCR o cualquier partido es muy prematuro. Lo que no es prematuro es conversar con diferentes actores con pensamiento parecido”.

Por otra parte, Monzó esbozó sus prioridades en el armado: la primera está a cargo de Schiavoni y se trata de cumplir los requisitos legales en algunas provincias, en las que el partido tenía postergadas las presentaciones y así regularizarlo judicialmente.

“Lo más urgente es esto, que tendría que estar listo para marzo, y también tener figuras políticas en el cargo de presidente del partido local que puedan ser a su vez armadores del partido (a nivel nacional), observando la elección de 2013 y 2015”, añadió.

Además, el ministro porteño quiere “trasladar la imagen del resultado electoral y de gestión que obtuvo Macri en la Capital al resto del país”, y explicó que “en esta comunicación actuarán también otros referentes como Gabriela Michetti y Miguel del Sel”.

Al ser consultado sobre el futuro de Macri, dijo que es “el candidato natural del Pro” para la Presidencia, pero que su postulación “no es innegociable”.

“Si las preferencias están dadas para otra figura política, Macri va a actuar con la misma generosidad con que lo hizo en 2011, cuando puso su candidatura a disposición. Pero si él es la mejor opción instalada, pediremos la misma reciprocidad”.

Sobre si el acercamiento a la UCR puede ser interpretado como un viraje al centro del espectro político, Monzó asegura que Macri siempre fue “una persona de centro y progresista, con sensibilidad en cuestiones sociales, mucho más progresista que los que levantan esa bandera pero a la hora de gestionar no son eficaces”.

Al concluir, Monzó responde por qué Macri lo designó para una tarea tan importante para su futuro político: “Me eligió primero por la relación personal de muchos años y la confianza que nos tenemos. Además, por mi conocimiento de tantos años en la política y de haber viajado desde chico al interior, y el haber tenido trayectoria en un partido pragmático como el PJ”.

El ministro porteño -quien asumió en diciembre pasado- fue previamente intendente de la localidad bonaerense de Carlos Tejedor y ministro de Agricultura del gobernador Daniel Scioli, y dio sus primeros pasos políticos en el desarrollismo frondizista.

Comentarios

Ingresa tu comentario