Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

La AFIP lanza un nuevo plan de facilidades de pago para deudas impositivas

Se llama "Puente Fiscal" y es para que los contribuyentes morosos puedan regularizar la deudas generadas entre el primero de junio de 2016 y el 31 de mayo pasado.

(CABA) La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció ayer un plan de facilidades de pago para deudas generadas desde el 1° de junio de 2016 hasta el 31 de mayo de este año. El acceso al plan estará habilitado desde el próximo 1° de agosto hasta el 31 de octubre.

“Después de la moratoria, hubo empresas que tuvieron un estrés financiero y acumularon deudas, y ahora, con este plan, intentamos darles un oxígeno adicional”, explicó Alberto Abad, titular de la AFIP, en una conferencia de prensa. El “estrés financiero” al que hizo referencia Abad se refleja en una morosidad detectada en el período que abarca la propuesta que oscila entre 25.000 y 30.000 millones de pesos.

El programa fue denominado Puente Fiscal, porque oficiará de nexo entre los “planes permanentes” vigentes y un nuevo plan de esas mismas características que entrará en vigor el próximo 1° de noviembre.

La deuda por regularizar incluye obligaciones anuales de los contribuyentes -aportes, retenciones, percepciones- y la reformulación de planes permanentes vigentes. Para estos grupos se dispone de planes de pago de hasta 12 cuotas.

También pueden ingresarse obligaciones mensuales como el impuesto al valor agregado (IVA), contribuciones y pagos del monotributo, casos para los cuales estará habilitada la opción de pagar hasta en 24 cuotas. La tasa de interés prevista es de alrededor del 23% anual. Los contribuyentes que ingresen al plan en los primeros 60 días tendrán el beneficio de contar con tasas de interés más bajas respecto de los que se anoten en los últimos 30 días.

No podrán adherirse beneficiarios de planes permanentes vigentes, excepto los de plena reformulación, IVA trimestral e IVA diferido PYME, impuesto a los combustibles líquidos, deuda aduanera e impuesto al juego.

Para el ejemplo de una deuda de 100.000 pesos en el IVA y seguridad social, con el actual plan permanente las empresas deben pagar seis cuotas de 17.560 pesos, y en caso de adherirse al Puente Fiscal podrán abonar 24 cuotas de 4800 pesos, más un anticipo de 5000 pesos.

Este Puente Fiscal, sostuvo Abad en su contacto con la prensa, buscará complementar “el saneamiento financiero de las empresas, les permitirá refinanciar y liberar el cupo del actual plan permanente”.

No obstante, el funcionario advirtió que para poder ingresar “habrá un análisis previo de la solvencia de quien pida este programa, y también habrá un resguardo de deudas relevantes” para no financiar a quienes con su forma de actuar pudieran llegar a afectar las cuentas del Estado.

También “se observará el perfil de riesgo del contribuyente [denominado Siper] para premiar a quienes son cumplidores”, dijo el titular de la AFIP. NR


Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario