La actriz Antonella Costa reveló que fue abusada durante distintos rodajes

La actriz Antonella Costa reveló que fue abusada durante distintos rodajes

(CABA) La actriz Antonella Costa utilizó su cuenta de Facebook para difundir la gravísima situación que debió atravesar. “Me manosearon entera”, acusó. Costa decidió dar a conocer su testimonio luego de que el director de “El último tango en París”, con Marlon Brando, reconociera abusos a su protagonista, María Schneider.

La actriz ítalo-argentina de Garage Olimpo y Diarios de motocicleta, decidió sumarse a la lucha contra la violencia de género ofreciendo su testimonio.

En un mensaje publicado en su cuenta de Facebook revela que fue abusada sexualmente durante distintos rodajes y le dedica a todos los que participaron de esos rodajes y de esos abusos, un video que se hizo viral en estos días, en el que Bernardo Bertolucci confiesa que él y Marlon Brando abusaron de María Schneider en una icónica escena de El último tango en París.

“Dedicado a la vestuarista que dejó tiradas fotos de mi cuerpo desnudo que, siendo una adolescente, me saqué por motus propio por pedido y para uso exclusivo del director y la directora de arte. A los colegas que las encontraron y en vez de avisarme o destruirlas las usaron para burlarse de mí. Al director que a mis 21 años puso en la casetera del motorhome el VHS del crudo de la escena en la que me bañaba, para que lo vieran todos. A los extras que aprovecharon una toma para manosearme entera. Al asistente de dirección que me pidió que no dijera nada porque necesitábamos seguir filmando. Al actor que le sugirió a la directora meterme “bien la mano” en mi sexo sin consultarme antes, y que me humilló delante del equipo técnico por haberme negado a acostarme con él, y a tantos otros a los que me enfrenté, negándome simplemente a hacer lo que no quería hacer, y que no era parte del pacto ni del proceso creativo.

Sepan que por cada uno que hizo o avaló alguna de estas actitudes cobardes y perversas, hubo muchísima gente que no lo hizo, que me escuchó, me ayudó y sostuvo mi postura digna evitando, muchas veces, males mayores. Esos se convirtieron en mis amigos, y hasta uno de ellos es el padre de mi hijo. Esas son las personas con las que decido compartir mi vida y mi intimidad. A ellos les agradezco y los abrazo una vez más. Por suerte, son la inmensa mayoría”.

Luego, dada la repercusión de sus dichos, aclaró que no le interesa dar los nombres de los responsables de estos hechos, sino dar su testimonio, para que “aprendan”: “La violencia física y verbal, el abuso de poder, la humillación, dejan marcas de por vida, y lo que una está dispuesta a hacer en un proyecto artístico siempre está claro desde el guión y las charlas previas con el director y eventualmente la producción. Que accedas a un desnudo frontal no habilita a nadie a tocarte, si no está escrito. Y así como nadie inventa sobre la marcha una escena donde se le corte un dedo al actor que protagoniza, tampoco tiene por qué inventarse ninguna situación en la que las actrices (o actores!) quedemos expuestas ni dañadas en ningún sentido!. NR

antonella-costa2