Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

Kate Rodríguez, producción hot y confesión: “Perdí mi virginidad a los 24 años”

La modelo panameña de “Morfi” lució sus curvas en una producción para el infarto y dejó declaraciones todavía más ardientes.

(CABA) Sólo las palabras de la sensual Kate Rodríguez pueden estar a altura de su producción. O cuanto menos, sirven como un complemento adecuado.

La panameña que alcanzó la fama a nivel local como bailarina de ShowMatch le dice a Teleshow: “La locura religiosa de mis padres era invasiva en todos los sentidos. Y recién a los 24 años, cuando me instalé en Argentina, perdí mi virginidad”. ¡¿Cómo?! “Así es: dejé de ser virgen en este país, promediando los veinte”. No es creíble… “¡Lo sé! Me hago cargo de que no es lo que aparento, pero es mi realidad. Lo que conozco de la sexualidad me lo han enseñado los argentinos”.


La modelo cuyas curvas llegan a infinidad de países como parte del calendario mundial de Playboy 2017, declara: “Es difícil tener una relación formal con esta carrera”. ¿Qué tipo de hombre sería el apropiado? “Debe tener mucha personalidad, ser seguro y maduro. De lo contrario, es perder el tiempo“. Entonces, su estado civil actual es… “¡Soltera!”. Hay un esbozo de mea culpa: “Seré muy exigente”.

Vecina de Belgrano, Kate tiene prohibido hacer reuniones nocturnas en su casa: el consorcio tomó esa resolución tras la queja de los vecinos por ruidos molestos. ¿Pero cuáles eran? ¿Música, gritos, sonidos varios? “¡Hummm! De todo…”. La medida apenas si la afectó a esta fanática de Los Simpson, ya que cambió las noches por las mañanas. Eso, en la televisión: de estar en Tocala, en las medianoches de la señal deportiva TyC Sports, pasó al Morfi de Gerardo Rozín, desde las 9 por Telefe. “El cambio fue productivo”, destaca. Y en la intimidad, ¿también vale? “¡No! En la mañana me da mucho sueño… En la hora de la merienda sí me gusta, ¡pero en la noche mucho más!”.


Aunque su abundante cabellera sea lo que más le elogien los hombres (“Les gusta para el sexo porque tienen la fantasía de agarrarse de mi pelo enroscado”), esta caribeña que se excusa de revelar su edad -la coquetería femenina es universal- prefiere sus piernas. “Es lo que más me gusta mostrar”, confiesa Kate, quien no descuida ni un solo día el entrenamiento intensivo -hace Crossfit- y la dieta estricta. La razón está en su ADN. “Mis hermanos y hermanas, mis tías y mis abuelas: en mi familia son todos gorditos. Y si comiera un plato de pastas de almuerzo y un asado en la cena, no sería flaquita y fibrosa…”.

Así como sucede con los adjetivos que intentan describir la belleza de Kate Rodríguez, este texto se extingue. Quedan algunas frases por ahí, sueltas, perdidas en el grabador. “El argentino es un buen amante y un conquistador empedernido”. “En el sexo soy una aprendiz: me gusta ser alumna. ¿Conoces a algún buen maestro?”. “El físico no es importante: es sólo una fantasía para las mujeres que les gustan los hombres con cuerpos torneados”.

¡Y algo más! “Los futbolistas son personas normales, más de lo que la gente cree. ¡Tuve mejores amantes que un deportista! Prefiero un tipo común y corriente, bien de barrio, de Lugano o Lanús. Pero que sea dominante”. NR


Fuente: teleshow

Comentarios

Ingresa tu comentario