Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Karina Jelinek a Fariña: “¡Sos un puto reprimido!”

Mirá el Video

El empresario estaba en Intrusos defendiéndose de las acusaciones y la modelo salió indignada contra su ex.

karina_vs_farina-puto-reprimido

A esta altura de los acontecimientos, el divorcio entre Karina Jelinek y Leonardo Fariña quedará en la historia mediática por las brutales peleas y miserias íntimas que expusieron al público. Cuando el enigmático empresario estaba sentado en el living de Intrusos defendiéndose de varias de las acusaciones que lo salpican (incluidas las de alcoba), la modelo pidió salir al aire, furiosa como nunca, y vía telefónica defenestró e insultó a su ex. Cualquier telenovela queda chica…

Karina comenzó calma, pero pronto se quebró. “Lo veo y estoy muy dolida, un hombre no habla así de una mujer. La verdad es que me siento muy mal… (se quiebra y comienza a llorar). Tengo que cortar, les juro que me rompe que la persona que me dijo que me amaba hace dos meses, hable así de mí. No quiero hablar con vos, Leo, ¡sos un forr… de m…! ¡Loco, me decías que me amabas y ahora estás hablando mal de mí! Te casaste conmigo porque me dijiste que me amabas y ahora hablás mal de mí, ¿qué te pasa? Estás diciendo cosas íntimas. Mil veces me dijiste que besara a mis amigas porque te calentaba y ahora te vas a la c… de la…”.

Ya encolerizada, Jelinek disparó: “¡Sos un p… reprimido! Hacete cargo de los que sos. Sos un maleducado. Un hombre no hace esas cosas. Con todo lo que vos me hiciste, te tendrías que haber ido con la cabeza gacha y después verlo en la Justicia, y no decir estas boludeces en la televisión. Sos una vergüenza, sos lo peor que me pasó en la vida. Yo confié en vos y me peleé con todo el mundo. Me casé con vos porque te amaba. Tengo una familia, no soy como vos que ni siquiera te llevás bien con tus padres”

En un segundo llamado, luego de escuchar el descago de Fariña, Karina arremetió: “Sos un forro mentiroso, yo también voy a mostrar los mensajes. Tenés cuatro causas y todo lo que te robaste. Me estoy enterando de muchas cosas más. Después me preguntan si no era violento, cómo no voy a cambiar la cerradura de la puerta. Siempre fue así. Te callás Leo. Mi hermano salió de las drogas porque tuvo un problema personal, lo ayudó a salir Fernando Burlando, no este chanta”.

En el tercer y último llamado, Karina se enfatizó: “No puede hablar de mis ingresos cuando él, últimamente por lo que me enteré, no se manejó de una buena manera. Yo no puedo creerlo, están diciendo muchas cosas que no son ciertas. Obviamente se está defendiendo, pero de una manera que me hiere mucho. Que sea más hombre… Yo no dije que era gay, pero si lo es que lo asuma y listo”.

Pero había más escabrosos secretos de alcoba por revelar: “A él le gustaba que besara a mis amigas y ahora se viene a hacer… Eso a mí no me gustaba, porque a mí me gustan los hombres. Eran sólo juegos y producciones de fotos con amigas o colegas, pero eso no tiene nada que ver. Era parte de la intimdad y las fantasías nuestras, y él lo anda ventilando. Eso me calienta, está mal, no tiene que ventilar esa clase de intimidades. A mí me gustaban otras cosas, que no voy a decir por un tema de respeto de pareja. Hay otras cosas que no diría, no quiero pasar más este límite. Pero si él quiere jugar así, se las va a tener que ver con mis abogados. Ya no sabe cómo defenderse. Por culpa tuya tuve muchos problemas con los dólares”, sentenció.

Karina Jelinek y Leonardo Fariña, protagonistas de un escándalo que no tiene límites… y sí muchos insultos.

Comentarios

Ingresa tu comentario