Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

Juntan firmas para evitar que la desalojen de la Clínica Alcla

Solidaridad.

Está internada en la misma clínica que Gustavo Cerati. Sufrió un aneurisma y se encuentra en rehabilitación. Sus familiares juntan firmas para que no la desalojen.

Peticion-Changeorg-Mirtha-Edith-Morkaranfil_CLAIMA20140526_0150_28

(CABA) “No desalojen a Mirtha de la clínica de rehabilitación” es la petición de familia de Mirtha Edith Morkaranfil, una mujer de 52 años que se encuentra internada en estado vegetativo después de sufrir un aneurisma a fines de 2013, publicada en el sitio de activismo online Change.org.

Dirigida al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a Staff Médico, la hija de Mirtha, Gisela Sarwer, fue la encargada de firmar la petición y explicar por el momento que transita su mamá, internada en la Clínica Alcla, la misma institución en la que se encuentra el músico Gustavo Cerati.

La prepaga de mi mamá, Staff Medico, decide que ella ya no debería estar internada en una clinica de alta complejidad como ALCLA y procede a determinar una internación domiciliaria“, explicó.

Ante la negativa de la prepaga, la familia presentó una medida cautelar dictada por el juez en lo civil y comercial federal Carlos Alvarez que ordena a la empresa de medicina prepaga abstenerse de modificar la situación de internación, asumiendo la cobertura respectiva mientras exista orden médica en tal sentido, emitida por los profesionales tratantes.

Los médicos que la atienden y con quienes nosotros consultamos dicen que el traslado de mi mamá solo agravaría su condición, y que si tenemos alguna oportunidad de que mi mamá se recupere, con su traslado esto se vería seriamente comprometido. A pesar de la medida cautelar, Staff Medico sigue presionando a la clínica para que firme su alta médica, cosa que sucederá de manera inminente“, contó.

La clínica le remitió a la prepaga una carta documento con una nueva evaluación, según la cual ya podría ser trasladada a otro centro de menor complejidad o a internación domiciliaria.

Para que Mirtha no sea dada de alta y pueda continuar con los “tratamientos específicos de kinesiología, asistencia respiratoria, fonoaudiologúa y enfermería“, cuidados que no serían posible en el caso de una internación domiciliaria, la familia solicitó el apoyo de la gente para provocar el cambio y la actitud de la prepaga.

Cada vez que una persona firma, la petición le llega por mail a las personas a las que está dirgido el pedido.

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario