Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Julio De Vido criticó a Hernán Lombardi y lo llamó “tilingo”

Fue después de que el ministro de Cultura porteño dijera que si Macri llega a presidente cambiará el nombre del Centro Cultural Kirchner.

(CABA) “La batalla por el nombre del Centro Cultural Kirchner ya la tenemos ganada y ningún tilingo va a venir a discutirlo”: así se expresó el ministro de Planificación, Julio De Vido, al referirse a Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, en un comunicado de prensa emitido ayer. Allí el De Vido también pidió a Lombardi que “más allá de la preocupación y el desvelo que tiene por el nombre del CCK, sería bueno saber cuál sería el programa cultural si Mauricio Macri es presidente”. Fue después de que Lombardi diera a entender –durante un debate con Jorge Telerman, presidente del Instituto de Cultura bonaerense y jefe de campaña del candidato Daniel Scioli, el pasado miércoles en la productora Margen del Mundo, de Luis Majul– que si Macri llega a ser presidente “vamos a cambiar el nombre del CCK, por ley”.

Anoche, en charla con Clarín, Lombardi se sorprendió ante la reacción de De Vido: “¿Por qué se queja él y no la ministra de Cultura, Teresa Parodi, por ejemplo?” Es sabido que Parodi y De Vido han tenido una tensa pugna por el CCK. Respecto al programa cultural del Pro, Lombardi afirmó que “ya hemos presentado nuestro programa en 20 provincias y seguiremos. Tenemos un concepto de la cultura como factor de unidad de los argentinos y un elemento importante es descentralizarla”, aseguró.

“El centro nació con el nombre de Centro Cultural del Bicentenario” –recordó Lombardi a Clarín. De hecho, esa fue la iniciativa original del ex secretario de Cultura nacional, José Nun, y el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna; lo recordó el propio Sergio Massa en la conversación de ayer en estas páginas. “Ese es el nombre que hay que restaurar” –agregó Lombardi– porque nos representa a todos. Con los 2.300 millones de pesos que costó el CCK, aún sin terminar, se podría haber hecho uno en cada capital de provincia”, dijo. “Este centro ya está hecho y lo vamos a usar, pero dando presencia a todos y expresando la pluralidad de pensamiento”.

Lombardi llamó a “no banalizar” el tema y aseguró que la disputa no es sólo “por un nombre”. “Hay 170 lugares en el país con el nombre de Néstor Kirchner. Eso muestra la peligrosa tendencia del Gobierno de buscar la uniformidad del pensamiento. Por suerte, se van en octubre”, dijo.

cck

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario