Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Juliana Awada abrió las puertas de la residencia de Olivos para la revista Vogue

La edición española de Vogue publicó la producción que en marzo le hizo a la primera dama en la residencia de Olivos

(CABA) La situación de Juliana Awada es distinta a la de su marido. Por un lado, su secretaria de tiempo completo le organiza la agenda mediática: una que acumula y acumula pedidos de entrevistas formales, es decir, cara a cara y con la correspondiente producción fotográfica. Por otro, su círculo de amigas no puede hablar por ella, y se cierran ante cualquier intento de preguntas que puedan comprometer esa relación de amistad. Tampoco y por razones obvias, pueden hacerlo integrantes del equipo de Gobierno. Y cuando sí lo hacen, tampoco provocan una noticia interesante.

Mes a mes, su secretaria renueva como un plazo fijo la promesa de un reportaje con la primera dama y en eso no se hace diferencia entre nacional e internacional.

Igualmente, Awada es consecuente y mantiene una actitud que tenía antes del 10 de diciembre: conserva desde siempre un celular donde por Whatsapp rara vez deja sin respuesta a los periodistas que personalmente ella conoce desde que era tan sólo “la nueva novia de Mauricio Macri”. Y esos chats los suele terminar con la misma frase: “Igual cuando quieras saber algo, sabés que estoy”.

Palabra mágica. En el mundo de la moda internacional hay palabras que producen fascinación y abren puertas. Y una de esas es Vogue. No es novedad alguna que esa publicación nacida en 1892 es la “Biblia” de la moda. Tampoco que no es lo mismo la edición norteamericana –es decir la Vogue que dirige Anna Wintour– que la italiana, la francesa o las dieciséis restantes.

juliana-awada-vogue-espaa

Pero con ese sello, la edición española consiguió ingresar antes que cualquier otro medio a la residencia de Olivos y con la primera dama dando un reportaje completo, es decir, entrevista y cambios de vestuario en distintos ambitos de la propiedad presidencial.

Esto último era –y todavía lo es– el objetivo para muchos medios nacionales ya que la tan enunciada redecoración de la residencia genera interés. Aunque la misma está a cargo de Paz Carodonti –como primiciara PERFIL en su momento–, dicha ambientadora sigue las instrucciones de la propia Juliana.
En cuanto a la entrevista propiamente dicha, las respuestas fueron relativamente previsibles o conocidas, Esto es, la importancia que tiene para ella la familia; el apoyo incondicional a su marido en las decisiones personales que tome con respecto a la política, su rol como primera dama, por qué se enamoró de Macri…, o el mejor consejo que le dio Michelle Obama cuando estuvo en Argentina en marzo último: “Que nosotros somos el sostén emocional de nuestros maridos e hijos”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario