Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

El juicio por jurados sigue sumando apoyos en la Ciudad

La semana pasada se realizó un ensayo en la Comuna 13. Piensan llevarlos a todas las Comunas. Desde Evolución piden que el sistema se implemente definitivamente.

(CABA) La posibilidad que en la Ciudad haya juicio con jurados sigue sumando pasos y apoyos. La semana pasada se realizó un ensayo en la Comuna 13 (Núñez, Belgrano y Colegiales), donde el “acusado” era el actor Martín Seefeld. Se trata de un programa, dependiente del Consejo de la Magistratura porteño, que recorrerá las Comunas fomentando la participación e involucramiento ciudadana en los procesos legales.

Y la iniciativa también recibe apoyo político y el pedido para que el sistema se implemente definitivamente. De hecho, Evolución -la fuerza de Martín Lousteau– decidió impulsar en la Ciudad de Buenos Aires el sistema de juicio por jurados, que ya se aplica en otras jurisdicciones de nuestro país, como la provincia de Buenos Aires y de Córdoba. Fue tras comprobar que uno de los principales reclamos de los vecinos es la ineficacia de la Justicia.

El portavoz de temas judiciales del espacio y candidato a legislador en las elecciones del domingo, Leandro Halperin, explica que “el juicio por jurados promueve la participación de los ciudadanos en las decisiones judiciales, lo que mejora los controles sobre el sistema judicial y aumenta su transparencia. Esta herramienta ha sido efectiva allí donde se ha puesto en marcha consideramos que debe ser utilizada también para los delitos que se cometen en la Ciudad de Buenos Aires”.

En la provincia de Buenos Aires, la elección del sistema es un derecho del acusado, que puede elegir ser juzgado por un jurado en todos los delitos que puedan ser castigados con una pena mayor a 15 años de prisión. En la propuesta de Evolución, se prevé el uso de jurados populares “para delitos no federales cometidos en la Ciudad que tengan una pena prevista de 8 años o más y a opción del acusado para los que tengan una pena menor a ocho años y pueda ser de cumplimiento efectivo”, explicó Halperin.

Respecto de la crítica habitual al sistema, relacionada con la falta de conocimientos legales de los integrantes de los jurados, la propuesta de Lousteau señala que “Justicia es resolver los conflictos que se producen en la sociedad y los ciudadanos tenemos derecho a participar de la toma de decisiones a la hora de decidir que es justo. La Constitución garantiza ese derecho en el artículo 118 y no es excusa el desconocimiento del derecho, las leyes deben reflejar el sentido común y quién mejor que la ciudadanía para interpretarlo”.

“El juicio por jurados es una institución democrática y constitucional, tanto en la Constitución Nacional como en la de la Ciudad de Buenos Aires, donde la hemos adoptado, y está activa en muchos lugares del país. Nosotros buscamos divulgar esta institución, para que en algún momento se lleve adelante la puesta en marcha real de este mecanismo”, apunta en el mismo sentido Alejandro Fernández, vicepresidente del Consejo de la Magistratura. NR

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario