Buenos Aires, 18/08/2017, edición Nº 2077

Juan Martín se bajó de la Copa Davis

El tenista Juan Martín del Potro se bajó de la Davis y ahora el triunfo argentino es casi utópico. El tandilense dio este sábado por la tarde la noticia que muchos no querían conocer. (Ciudad de Buenos Aires) Juan Martín Del Potro, aquejado por una tendinitis en la muñeca izquierda, se escudó en esa lesión para decir hoy adiós a la semifinal de Copa Davis en la que Argentina está...

El tenista Juan Martín del Potro se bajó de la Davis y ahora el triunfo argentino es casi utópico. El tandilense dio este sábado por la tarde la noticia que muchos no querían conocer.

20120916-002105.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) Juan Martín Del Potro, aquejado por una tendinitis en la muñeca izquierda, se escudó en esa lesión para decir hoy adiós a la semifinal de Copa Davis en la que Argentina está 2-1 abajo ante la República Checa, y creó un escenario en el que una victoria se transformó en algo casi utópico.

“Quiero informar que mañana el cuarto punto de la serie (ante Tomas Berdych) lo jugará Carlos Berlocq”, anunció el capitán argentino Martín Jaite, visiblemente descolocado por la situación, en una conferencia de prensa en la que intentó explicar el rumor que circuló durante todo el día en Soldati, que Del Potro no jugaría el domingo.

El tandilense, octavo tenista del ranking mundial y medalla de bronce en los recientes Juegos de Londres 2012, llegó al país lesionado tras su participación en el US Open, donde avanzó hasta cuartos de final y perdió con el serbio Novak Djokovic, y desde que pisó el aeropuerto de Ezeiza se elucubraron todo tipo de teorías respecto de su presencia en la Davis.

Finalmente, luego de analizarlo durante 48 horas, Del Potro decidió jugar, pese a que aclaró que su médico personal, el norteamericano Richard Berger, le recomendó reposo durante 15 días para recuperarse totalmente de la lesión en la muñeca izquierda que le impide armar correctamente su golpe de revés a dos manos.

El doctor Berger, a quien el tandilense visitó en los últimos días, fue quien lo operó hace casi tres años de una lesión similar, pero en la mano derecha.

Lo cierto es que Del Potro decidió jugar la Davis, entusiasmado por la posibilidad de una victoria que deposite al equipo por quinta vez en la historia en una final, y también alentado por la ausencia del cordobés David Nalbandian, afectado por un desgarro abdominal que lo marginó del equipo.

Está claro que en la actualidad, difícilmente Del Potro y Nalbandian puedan convivir en un mismo equipo, porque directamente no tienen relación, y según pudo averiguar Télam, de haber estado el cordobés en la formación, el tandilense hubiera dicho no de entrada sin siquiera analizarlo ni 20 minutos.

Del Potro está lesionado, es cierto, pero ese dolor no le impidió jugar a pleno durante el US Open y tampoco lo incomodó para barrer al checo Radek Stepanek en sets corridos en el primer punto de la serie en Soldati, pero recrudeció de repente y le impedirá estar mañana en un punto clave, ante el “top ten” Berdych, el mejor tenista del equipo rival, algo cuanto menos sugestivo.

En su lugar ingresará Berlocq, un viejo batallador del circuito que conquistó 14 torneos Challengers en su carrera y empezó desde el año pasado a jugar los torneos grandes, y que ingresó al equipo en lugar de Nalbandian, de lo contrario no hubiera sido convocado ni siquiera como sparring.

Berlocq debutó hoy en el dobles y demostró mucha actitud, al punto de que jugó mejor que Eduardo Schwank, su experimentado compañero en la derrota ante Berdych y Stepanek.

“Cuando me informaron lo de `Delpo` me sorprendió, ni mi equipo ni yo lo esperábamos. Si gano será el partido de mi vida”, confesó Berlocq, asombrado por la decisión del tandilense y también por el acoso de los medios de prensa tras haberse convertido en una suerte de “muchachito de la película” ya que está ante la gran posibilidad de su carrera.

Berlocq ya jugó dos veces contra Berdych y perdió en ambas, la primera el año pasado en el Masters 1000 de Miami y la segunda en mayo pasado durante la Copa Mundial por equipos de Dusseldorf.

Sin embargo, su gran condición física y por el contrario el cansancio que arrastra el checo luego de haber jugado ayer contra Mónaco y hoy el dobles, lo que le valió acumular siete horas de tenis, sumado a que hace siete días disputaba una de las semifinales del US Open, dejan abierta una pequeña luz de esperanza.

Parece mentira y suena irreal que hace cinco meses atrás Argentina era el favorito con Del Potro y el `copero` Nalbandian frente a un rival que presentaba un sólo jugador de temer como Berdych, y ahora la situación giró por completo y la apuesta es dar un `batacazo` en el mismísimo Parque Roca, donde no se perdió nunca al cabo de nueve series de Copa Davis.
El tenis está lleno de celos de protagonismo, egos y lesiones que se cruzan en el camino en los momentos claves, será por eso que Argentina no pudo ganar nunca la Davis. (Télam)

Comentarios

Ingresa tu comentario