John Malkovich en Buenos Aires: “Me tengo que enamorar de una obra...

John Malkovich en Buenos Aires: “Me tengo que enamorar de una obra para representarla”

(CABA) John Malkovick ya está entre nosotros. En este mediodía lluvioso, el actor ofreció una conferencia de prensa en el hotel Alvear. El viernes, sábado y domingo, en el teatro Coliseo, el actor estadounidense presentará An Evening With John Malkovich, una obra basada en el “Informe de ciegos” de Ernesto Sabato, en su primer acto, y en “Las Alturas de Macchu Pichu”, de Pablo Neruda, en el segundo.

Dispuesto a responder las preguntas de los periodistas, el actor se mostró más entusiasmado con aquellas que indagaban más en lo filosófico que en aspectos puntuales de su filmografía. Con respecto a Sobre héroes y tumbas, de Sábato, el protagonista de “¿Quieres ser John Malkovich?” contó que lo leyó muchos años atrás. “Me lo envió una profesora de Transilvania. Yo estudiaba semántica y ella creyó que me podía interesar. ¡Y acertó! Después estuve mucho tiempo trabajando en la adaptación del texto para una película pero finalmente me rendí.”

La obra que mostrará este fin de semana en el Coliseo ya se presentó en Corea del Sur, Finlandia, Inglaterra y Alemania. La interpretación de Malkovich cuenta con un importante acompañamiento musical. Precisamente, fue el momento en el que conoció a la pianista Anastasya Terenkova que recordó lo mucho que le apasionaba la obra de Sabato. Lo que siguió fue un nuevo deseo de hacer algo con ella. “Sabato es uno de los grandes novelistas, como García Márquez y Faulkner. Lo que destaco de Sabato es lo trágico, hermoso y a veces extremadamente divertido de sus textos”, señaló el actor de 62 años en conferencia de prensa. “El ‘Informe sobre ciegos’ me emocionó -agregó luego-. Fernando Vidal Olmos, personaje de la obra, es un mentiroso patológico, un cobarde increíble pero extremadamente brillante. Es una historia conmovedora.”

Ante la pregunta de qué tiene que tener una obra para que él la represente, su respuesta fue contundente. “Me tengo que enamorar de ella”, enfatizó Malkovich. En lo que a la música respecta (Concierto para piano de Schnittke y The Protecting Veil, de John Tavener), que estará interpretada por una orquesta sinfónica dirigida por Sergei Smbatyan y Gustavo Fontana (junto a las solistas Anastasya Terenkova, en piano, y Nina Kotova, en cello), “parece haber sido escrita para el texto”, contó el actor. “La música transmite esa paranoia y esa poesía del texto de Sabato”, agregó.

Entre la serie de preguntas que el actor respondió con rostro serio pero con mucha amabilidad, se distinguió una acerca de los directores con los que trabajó en cine. “Todos me han llegado aunque ninguno de ellos me ha tocado. Ni yo a ellos”, respondió, para luego dar por finalizado el tema de una manera más poética: “El mundo sería un lugar más triste si ellos no existieran. Los directores no son las personas más fáciles del mundo pero tienen una visión particular de él que lo hacen más interesante.”

De Roberto Bolaño a Bob Dylan y de los personajes que le tocó interpretar que recuerda con más cariño a Sábato, el actor habló se refirió a todos los temas y situaciones que se le plantearan. De Bolaño dijo que lo leyó últimamente y, con respecto al Nobel de Literatura otorgado a Dylan, señaló: “El le ha llegado a muchísimas personas en el mundo en todas estas décadas. ¿Por qué no se lo iban a dar?”

Malkovich contó que estuvo en contacto con Ernesto Sabato aquellos años en los que soñaba con llevar la obra al cine. “Eso fue cuando quise adquirir los derechos para hacer la película. Luego seguí en contacto con su familia. Su hijo y sus nietos van a venir al teatro.”

S.C.