Buenos Aires, 22/03/2017

Jefes de la Bonaerense investigados por cobrar coimas del juego ilegal

Ocurre tras la detención del llamado “Rey del juego”, en Castelar

(PBA) La Bonaerense está otra vez bajo la lupa por el supuesto cobro de coimas de jefes policiales para la cobertura del juego clandestino en el oeste del Conurbano, que determinó el hallazgo de 15 sobres con plata destinada a varias seccionales policiales de Morón. Los comisarios de esa jurisdicción departamental deberán declarar en Asuntos Internos y luego serían relevados de sus cargos. Esa red ilegal de apuestas en el Gran Buenos Aires maneja 500 millones de pesos anuales. El responsable de las siete agencias no oficiales es Adrián Almaraz, quien reconoció el pago a la Policía del lugar para operar con un centenar de “pasadores” distribuidos en la región.

Almaraz y 12 mujeres, encargadas de recibir el dinero recaudado, permanecieron detenidos varias horas. Fue después del allanamiento a una casa de la calle Sánchez 2898, en Castelar, la localidad donde vive la gobernadora María Eugenia Vidal. La propiedad disponía de puertas blindadas, rejas, cámaras de seguridad y hasta un perímetro electrificado. Por eso intervino el Grupo de las Fuerzas Especiales Halcón. Allí se secuestraron 750 mil dólares, más de 10 mil euros y un cuarto de millón de pesos. Estaban en dos cajas fuertes pertenecientes a Almaraz.

En un local lindero había 17 computadoras con grabaciones digitales de las cámaras de seguridad exteriores, donde se registraban los “correos” (cobradores) que todos los días entregaban las sacas con la recaudación por una pequeña ventana en la puerta blindada.

“Lo de los sobres es algo que saben todos y pasa todos los días en la provincia de Buenos Aires. Ellos (los agentes) venían a buscar la plata una vez por mes”, admitió Almaraz, quien comentó que “la quiniela clandestina existe desde hace cincuenta años” y que estaba “obligado” a entregar “los sobres para la Policía”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario