Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Jean Paul Bondoux y lo mejor de la gastronomía francesa en Recoleta

El célebre chef francés es el alma de una experiencia gastronómica que maravilla. Pasión por la cocina y el detalle.

(CABA) Hijo de un carnicero y fiambrero, al hablar de la gastronomía habla de vocación, de amor y de cultura. Se crió en el campo, donde aprendió desde lo más básico como hacer pan y trabajar los lácteos, carne y embutidos, para luego emigrar a la ciudad a los dieciséis años y convertirse en chef. En París se fogueó en las cocinas de Gar de l’Est y del Hotel Napoleón. “Vine por aventura y la aventura fue un éxito” cuenta con alegría Jean Paul.

“Mi cocina es mi cultura”
Tengo mucho respeto por la naturaleza del producto, la cocina es como la mujer: la mejor versión es la real, sin maquillaje.” Bondoux aplica el perfeccionismo característico de la escuela francesa hasta para preparar el más sencillo -y exquisito- pan. Pero no todo lo mejor es de Francia, aclara: es fanático de la parrilla argentina y dice que hay que felicitar a los chefs argentinos que llevaron a la gastronomía local al gran nivel que exhibe hoy.

La Boutique de Jean Paul
Bondoux también le dedica un lugar y un cariño especial a la panadería. En la Boutique de Jean Paul, apartada del salón principal de La Bourgogne, se pueden encontrar todos los clásicos de la panadería y repostería francesa. Un pequeño salón invita a pasar y tomar un café o también está la posibilidad de comprar y llevar a casa una gran variedad de panes de queso, de aceitunas, de uvas, baguels y las tradicionales e indispensables baguettes.

La Boutique por dentro

La Cava, única en su especie
Otro de los lugares destacables de La Bourgogne es su incomparable cava. Posee un gran salón en el nivel del subsuelo y otro más pequeño llamado “La Taste Vins”, de ambientación íntima y reservada, donde se realizan degustaciones de las tantas variedades y cosechas que posee el restaurante, algunas de colección cuyo precio supera los 100.000 pesos.

jean2

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario