Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

Javier Díaz: “Me crié entre olor a tinta, revistas y máquinas de escribir”

El periodista, que hace unos días se convirtió en el nuevo gerente de noticias del canal Crónica, habló sobre su infancia cerca del diario y sus planes en el canal.

(CABA) Reconoce que tiene sangre de periodista. Y que esa sangre tiene un nombre: Crónica. Su padre trabajó varios años en el diario, en dos de sus ediciones, él también lo hizo en deportes los fines de semana cubriendo los partidos del ascenso; de modo que ser el flamante gerente de noticias de la pantalla de este popular canal de noticias es más que un orgullo para Javier Díaz.

“Mi padre, Manolo Díaz es diagramador y fue prosecretario del diario del matutino y el vespertino, cuando existían; y yo recuerdo que a partir de los 5, me traía y dibujaba a su lado con los lápices de pasta. Me crié entre olor a tinta, revistas, suplementos y máquinas de escribir”, cuenta con entusiasmo.

La trayectoria periodística lo llevó a vivir otras experiencias en La Nación, Telefé Noticias, C5N y Radio 10. Pero un día recibió la propuesta del Grupo Crónica para volver. Y no lo dudó.

Y un detalle que no es menor: inició su primer día laboral en una fecha especial, el 7 de junio, de modo que festejó el Día del Periodista con viejos colegas, y admite que sus expectativas, ahora, como ejecutivo de la emisora son tantas, que irá paso a paso, pero sin descanso, tras ellas.

“Tengo muy buenos recuerdos como notero. Desde Punta del Este di la primicia de la sobredosis de cocaína de Maradona, entrevisté a Gostanían, Menem, Zulemita… Eran veranos hípercalientes y todos elegían a Crónica”.

En equipo
“Somos un equipo, como en el fútbol, algunos dominan el balón y otros marcan mejor; y esto es lo que hay que sacar de cada uno para crecer. Quiero mantener la esencia de Crónica, la placa roja es como un golpe en el mentón, el impacto televisivo, y quiero que el canal tenga presencia en la calle aggiornada a esta etapa. Crónica hizo escuela, le enseñó a todos los medios cómo dar una noticia; y desde hace un tiempo todos tienen la placa roja. Pero es una, la nuestra”, señala.

Javier Díaz3

Con respecto a si tiene una mirada superadora del canal, es categórico. “El público se va a dar cuenta de los cambios a través de la interpretación de las noticias; cuando pase algo, van a cambiar sintonía para enterarse por Crónica. La esencia del canal es lo policial, pero le daremos importancia al espectáculo y la política. Queremos acompañar a la gente en su preocupación, no somos de izquierda ni de derecha; somos gente y estaremos con sus necesidades; cuando tengan un problema con un servicio, de trabajo, o lo que fuere. Vamos a cambiar la gráfica y el sistema operativo”. También respondió cómo se acomoda un medio ante la grieta. “La realidad no la inventamos, la mostramos y esa será nuestra premisa. No vamos a meternos en ninguna grieta, porque si lo hacemos, estremos en un pozo y necesitaremos ayuda para salir. Al contrario, vamos a ayudar a salir a los que están en la grieta. Vamos a ganar, vamos a estar primeros, queremos estar antes que la ambulancia y los bomberos. Si llego primero, pero con el incendio apagado, me duele la panza. Yo tengo la sangre de Crónica y es roja como la placa. También tengo códigos que jamás quebré; y por otro lado, quiero revalorizar al periodista. Que no sea un ente con un brazo, un reloj y un micrófono. Quiero que tengan presencia en la calle y que el público los identifique, una mirada que comparto con Hugo Ferrer, el subgerente, por eso miramos hacia adelante”.

Música, por favor
Javier toca la batería en sus tiempos libres y cuenta que le gusta la música. Comparte con Laura, su mujer y sus hijas, Camila (10) y Paloma (6) momentos muy lindos. “A mi mujer la conocí acá, hace quince años que estamos juntos. Nos gusta cenar en familia, tratamos de no encender la televisión y los sábados me encanta llevar a las nenas a natación”.

En cuanto a sus gustos personales, Javier es fanático de River y fan de Miguel Mateos. Vive en una casa de Flores, a veces viaja en colectivo, otras en subte. “No sirve el periodista que sube a su auto y se baja en el trabajo. Hay que mirar y escuchar: hoy salí un rato y caminé cinco cuadras, si no perdés el sentido de la calle. Siento Crónica como propia, no trabajo para los premios, sino para llegar primero a la noticia e informar a la gente”, finalizó. NR

Javier Díaz4

Comentarios

Ingresa tu comentario