Buenos Aires, 29/03/2017

Iván Petrella: “ArteBA es una de las ferias de arte más importantes de la región”

El Secretario de Integración Federal y Cooperación Internacional repasa la historia de ArteBA y su importancia en el ámbito cultural

(CABA) En 1991, en el Centro Cultural Recoleta comenzaba una experiencia cultural ambiciosa: ArteBA. Aún se escuchaba caer los escombros del Muro de Berlín, se sepultaba la Guerra Fría. El arte argentino quería ser una voz en ese cambio, salir al mundo e interpretarlo como sólo el arte puede hacerlo.

Veinticinco años más tarde, ArteBA es una de las ferias de arte más importantes de la región y va en camino de ser una de las más importantes del mundo. Pero además de una gran movida artística, es ejemplo de lo que se puede lograr cuando hay innovación, alianzas entre diversos actores y continuidad de políticas.

ArteBA nació como una asociación público-privada bajo el impulso del entonces intendente de Buenos Aires, Carlos Grosso, y de un ingeniero que comenzaba su camino de coleccionista de arte, Jacobo Fiterman. El primero tuvo la idea y promovió la convocatoria inicial, mientras que el segundo creó la fundación que llevaría el peso organizativo. En las dos primeras ferias, el Estado aportó recursos e infraestructura y la fundación se encargó de organizarla y promoverla. El acuerdo fue que la fundación debía autosostenerse en la tercera feria. Y así sería. Desde ese momento, nunca más necesitó de los auspicios exclusivamente públicos, sino que reclutó colaboradores, donantes y sponsors de otros sectores.

Sin embargo, la continuidad y el crecimiento no se lo lograron repitiendo una rutina. El perfil estético fue evolucionando, estuvo siempre atento a captar nuevas demandas. La convocatoria original centrada en una feria de galerías fue mutando a la promoción de las nuevas corrientes y de los artistas jóvenes, mediante la Feria de Arte Contemporáneo.

Se pasó de los difíciles primeros tiempos, en donde conseguir auspicios era una tarea difícil, hasta la enorme vidriera actual. Los cambios acompañaban el crecimiento de la cantidad de expositores y el surgimiento de espacios diversos que reclamaban su propio desarrollo físico. Este año, a partir de hoy, habrá más de 400 artistas exponiendo, con presencia de 13 países extranjeros y de más de 40 galerías nacionales.

La Feria nunca dejó de superarse año a año, ya sea en la convocatoria del público, en el nivel de los artistas nacionales y extranjeros presentes y hasta en la escenografía. Y a ese desafío le respondió una creciente concurrencia de visitantes que, en los 25 años, llega a los dos millones de personas.

Pero como el espíritu es seguir evolucionando y captar y satisfacer nuevas demandas culturales, este año se lanzan dos novedades: la instalación de una sede permanente de ArteBA en el Distrito de las Artes del barrio de La Boca, y un nuevo Programa Federal, que ArteBA realizará con el Ministerio de Cultura de la Nación, para que el arte contemporáneo sea un motor de innovación creadora e inclusión social en todo el país.

Entre otras cosas, los aniversarios sirven para agradecer a quienes pusieron su cuerpo y espíritu (y sí, dinero también). Además de sus dos iniciadores, muchas personas merecen el reconocimiento por la tarea y lo alcanzado: Herlitzka, von Buch, Oxenford, Cambiasso, Corres, galeristas y artistas y tantos anónimos colaboradores son los gestores de este resultado que vemos hoy.

ArteBA demuestra que la creatividad, la continuidad de esfuerzos y el trabajo en equipo siempre serán los parámetros aptos para construir exitosamente. Ademas de disfrutar del éxito de la Feria, podemos, también, aprender de ella. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario