Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

IRSA complicada por nuevos shoppings en Palermo y Caballito

La Justicia mantiene bloqueada la inauguración de Distrito Arcos ante denuncias presentadas por Fecoba y CAME. (CABA) Las polémicas, acusaciones y presentaciones legales están a la orden de día y complican los planes de IRSA en lo que hace a la concreción de su última gran apuesta, el shopping “Distrito Arcos“, en pleno Palermo Soho. Esto se suma a las trabas que encuentra el “rey de los shopping“, Eduardo Elsztain,...

La Justicia mantiene bloqueada la inauguración de Distrito Arcos ante denuncias presentadas por Fecoba y CAME.

distrito arcos

(CABA) Las polémicas, acusaciones y presentaciones legales están a la orden de día y complican los planes de IRSA en lo que hace a la concreción de su última gran apuesta, el shopping “Distrito Arcos“, en pleno Palermo Soho.

Esto se suma a las trabas que encuentra el “rey de los shopping“, Eduardo Elsztain, para avanzar en un emprendimiento de gran envergadura pensado para el barrio de Caballito.

Cabe recordar que IRSA, comandada por este empresario, ha sido quien desarrolló Alto Palermo, Abasto, Dot, Alto Avellaneda, Paseo Alcorta, Patio Bullrich, Soleil, Buenos Aires Design, entre tantos otros centros comerciales.

En el caso de “Distrito Arcos”, el emprendimiento estaba listo para ser inaugurado en diciembre pasado, pero un reclamo judicial presentado por la Asociación de Abogados Ambientalistas con apoyo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) bloqueó la iniciativa.

¿El argumento? La ausencia de estudios de impacto ambiental que garanticen la seguridad de una obra levantada, según afirman las entidades mencionadas, en una de las zonas más inundables de Capital Federal.

Abogados Ambientalistas y la CAME acusan a IRSA y a los empresarios Eduardo Gianna y Pablo Bossi de construir “Distrito Arcos” sin permiso gubernamental previo y, además, de desarrollar un shopping en un área desprovista de zonificación para semejante obra.

Como la Justicia hizo lugar al reclamo, el emprendimiento en cuestión se mantiene cerrado. El terreno donde se ubica -y en el que se realizó una inversión de 60 millones de dólares- se encuentra entre las calles Paraguay y Santa Fe, entre Godoy Cruz y Juan B. Justo.

Se trata de unos 24.000 metros cuadrados que pertenecen a la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (Adif).

Dicho predio fue cedido por la Adif -sucesora de la Onabe- a la empresa de Eduardo Elsztain hasta el 2036. La licitación fue adjudicada en 2004 a la empresa Arcos Gastronómicos S.A. que actualmente es controlada por IRSA.

Según trascendió, el centro de compras a cielo abierto funcionará como un outlet premium, con 65 locales comerciales y estacionamiento cubierto para más de 500 vehículos.

Eso sí, no habrá cines ni patio de comidas, aunque contará con una oferta gastronómica y espacios de descanso.
Distrito Arcos” creará más de 1.500 puestos laborales, directos e indirectos. En su construcción participaron varios miles de personas. Crear trabajo digno y legal es una de nuestras máximas aspiraciones y vamos a seguir haciéndolo allí donde nos dejen”, afirmó en diciembre último Eduardo Elsztain, titular de IRSA, cuando parecía que el shopping iba a comenzar a operar.

Pocos días después, llegaría el bloqueo judicial. Y una dura campaña de CAME y Fecoba, la entidad que aglutina a los comerciantes porteños, en los principales medios de comunicación señalando la existencia de irregularidades en el desarrollo del emprendimiento.

Desde la Asociación de Abogados Ambientalistas su titular, Enrique Viale, señaló las irregularidades que motivaron las presentaciones en la Justicia para frenar el shopping de IRSA.

La empresa avanzó con las obras antes de junio de 2012, siendo que recién en diciembre de ese mismo año le dieron el permiso. Es decir, comenzó a construir pese a que no existía una zonificación para ese predio“, comentó el ejecutivo.

Recién ahora el Gobierno porteño, que avala la obra, llama a audiencia pública para discutir el proceso de evaluación ambiental, algo que nunca se hizo“, remarcó Viale.

Y agregó: “Entendemos que se deberían haber efectuado los estudios antes de permitir que se construya. Además, la zona puede sufrir inundaciones tal como sucede en las cercanías del Dot, otro shopping en manos de IRSA“.

Desde CAME Vicente Lourenzo, vocero de la entidad, también cargó duro contra el accionar de la empresa que encabeza Elsztain.

La audiencia la arma el Gobierno porteño para convalidar una construcción irregular, levantada en un predio que no estaba habilitado para ese fin. El gobierno porteño le otorgó la zonificación al shopping una vez éste ya estuvo prácticamente concluido“, dijo.

Lourenzo también reparó en la posibilidad de inundación de la zona en la que se levanta “Distrito Arcos”.

Más allá de que se hizo la obra del Maldonado, es un espacio con serias dificultades para que escurra el agua. Hay que pensar que IRSA no hizo más que volver impermeables 36.000 metros cuadrados que ya de por sí absorbían muy poca lluvia estando sin ocupar”, argumentó.

A eso hay que agregar las complicaciones para los vecinos en materia de tráfico. El nuevo shopping incorpora cientos de cocheras y todas con salida a la avenida Juan B. Justo“, señaló.

Otro punto -añadió Lourenzo- son las instalaciones de gas y electricidad en el shopping. Entendemos que no fueron testeadas y que no hay informes de seguridad al respecto“.

Hasta el momento, “Distrito Arcos” ha sido frenado en dos ocasiones por el juez en lo Contencioso Administrativo Aurelio Amirato.

Como parte de sus argumentos, el magistrado expuso la falta del “permiso correspondiente, además de no contar con el debido estudio de impacto ambiental“.

El magistrado adujo que el predio es zonificación UF (urbanización futura), lo que impide la privatización del 65% del predio y la posterior explotación del emprendimiento”.

En medio de tales acusaciones, ¿qué dice la compañía respecto del freno que impide la apertura de “Distrito Arcos”?
Un vocero de la compañía sostuvo que IRSA “viene cumpliendo con todas las pautas legales, por lo que en la empresa no hay preocupación en cuanto a la legitimidad del proyecto“.

Hay más una oposición ideológica que otra cosa. La realidad es que muchísimos vecinos están de acuerdo con la obra porque saben que se generarán 1.500 puestos de trabajo legales y toda la zona se volverá más segura y luminosa“, aseguró.

Además, hay apoyo porque entienden que la instalación de ‘Distrito Arcos’ revalorizará los inmuebles del lugar. Otro tema a aclarar es que es totalmente falso que se trata de un megashopping. En todo caso, son locales al aire libre y en un número similar al que uno encuentra en dos cuadras de cualquier avenida comercial porteña“, agregó.

La fuente de IRSA consultada aseguró que “Distrito Arcos” cumple con todas las exigencias de espacios públicos verdes que establece el Código de Planeamiento Urbano, ya que “incluye alrededor de 20.000 plantas en cerca de 14.000 metros cuadrados“.

En el marco de las idas y venidas judiciales por la habilitación del shopping que IRSA busca inaugurar en Palermo, el Gobierno porteño convocó a una audiencia pública luego de que se declarase a la obra como de “Relevante Efecto Ambiental”.

Desde la Ciudad informaron que se inscribieron 161 personas para participar de la actividad en cuestión.
Pero la puesta en marcha del nuevo shopping en la zona conocida como “Soho” no es el único frente de conflicto que IRSA mantiene actualmente.

La mayor operadora de centros comerciales del país también tiene entre manos un emprendimiento en Caballito, aunque no consigue la aprobación de la Legislatura porteña para levantarlo.

De hecho, el período ordinario 2013 de ese cuerpo legislativo de la Ciudad de Buenos Aires cerró sin que se tratara la autorización para que construya el centro comercial en las inmediaciones del club Ferrocarril Oeste.

El shopping está proyectado sobre la avenida Avellaneda y, de concretarse, abarcará una superficie de unos 70.000 metros cuadrados cubiertos donde, según IRSA, habrá un centro comercial, áreas de entretenimiento, hipermercado, un centro médico y parques públicos.

Vale recordar que la última sesión de la Legislatura se retrasó por una protesta a raíz del proyecto. En este marco, la organización SOS Caballito afirma que la construcción colapsará el tránsito y la infraestructura.

En simultáneo, esa misma organización barrial se presentó en el Concurso Nacional para el Desarrollo del Plan Maestro en Playa Ferroviaria Caballito y sacó el segundo premio por un emprendimiento que destina a parcelas (uso privado) unos 61.000 metros cuadrados, de los casi 200.000 totales.

Fuente consultada: Iprofesional

Comentarios

Ingresa tu comentario