Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Investigan vínculos entre el hijo y la viuda de Pablo Escobar y los detenidos del Café de los Angelitos

Se sospecha que canalizaron dinero en dudosas operaciones inmobiliarias en la zona norte del conurbano.

(CABA) María Isabel Santos y Sebastián Marroquín, la viuda e hijo de Pablo Escobar Gaviria, jefe del sangriento Cartel de Cali y conocido como “El Patrón del Mal“, están involucrados en la investigación contra una banda colombiana dedicada a lavar plata proveniente del narcotráfico en Buenos Aires.

El dato surge de un documento secuestrado por la Justicia Federal en un allanamiento realizado el pasado 29 de septiembre, en la causa sobre narcotráfico llamada “Café de los Angelitos“.

Según el material, los familiares de Escobar están sospechados de haber sido intermediarios para que se concretara un negocio millonario en la localidad de Pilar, hecho con dinero del conocido narco José Bayron Piedrahita Ceballos, quien quedó detenido tras un operativo conjunto entre las autoridades judiciales argentinas, de Colombia y la DEA de Estados Unidos.

Además, en ese texto está involucrado el empresario y abogado argentino Corvo Dolcet, la cara visible del mega proyecto inmobiliario con el que se habría blanqueado dinero. Corvo Dolcet, que habría lavado entre 10 y 15 millones de dólares desde el 2008, está detenido desde hace menos de un mes en el marco de la misma investigación.

El documento pone de manifiesto pruebas fehacientes sobre la comisión que Dolcet les pagó a María Isabel Santos y Sebastián Marroquín por presentarle al narco Piedrahita Ceballos, ex ladero del cártel de Cali de Escobar. El monto ascendía al 4,5% del monto total invertido por el colombiano en el emprendimiento inmobiliario de Pilar.

La Unidad de Información Financiera (UIF) le solicitó el pedido de declaración indagatoria al juez federal Néstor Barral, quien está a cargo de las pesquisas.

Barral firmó cinco autos de procesamiento, entre ellos el de Corvo Dolcet, testaferro del dinero de los peores narcocriminales del brutal Cártel de Cali, conocido por su poder, corrupcion y asesinatos masivos. Las actuaciones se produjeron en el marco de las denuncias por lavado de dinero y asociación ilícita. En el caso de Dolcet, se ordenó la prisión preventiva y un embargo de 200 millones de pesos.

El documento que pone de manifiesto las maniobras de los familiares de Pablo Escobar fue hallado en la serie de allanamientos que involucró el domicilio del empresario.

Los nuevos hallazgos se desprenden de la causa que tiene como epicentro el “Café de los Angelitos“, el emblemático sitio turístico de las calles Rivadavia y Junín, donde concurrían asiduamente tangueros como Carlos Gardel. El local gastronómico funcionaba como la fachada de un negocio que involucra a narcotraficantes y empresarios para lavar dinero de origen ilícito.

Además de Barral, en esta mega causa intervienen el fiscal federal de Morón, Sebastián Basso, el Ministerio de Seguridad de la Nación, la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar); la UIF, y Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). NR


Fuente consultada: infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario