Buenos Aires, 19/09/2017, edición Nº 1770

Investigan al Gobierno porteño por presuntos daños al Teatro Colón durante su puesta en valor

El juez en lo correccional Walter Candela investiga a Mauricio Macri y a Horacio Rodríguez Larreta, entre otros, por presuntos daños en el mobiliario, archivos sonoros y fílmicos del patrimonio cultural del teatro. El denunciante, Marcelo Parrilli, quiere que también se investigue la posible participación de los ministros Lombardi y Chaín. El expediente fue iniciado por el ex legislador porteño Marcelo Parrilli quien extendió el pedido de investigación al ministro...

El juez en lo correccional Walter Candela investiga a Mauricio Macri y a Horacio Rodríguez Larreta, entre otros, por presuntos daños en el mobiliario, archivos sonoros y fílmicos del patrimonio cultural del teatro. El denunciante, Marcelo Parrilli, quiere que también se investigue la posible participación de los ministros Lombardi y Chaín.

El expediente fue iniciado por el ex legislador porteño Marcelo Parrilli quien extendió el pedido de investigación al ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi; al de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín; al director general del Teatro Colón, Pedro Pablo García Caffi, y a la directora ejecutiva, Mónica Freda.

En el escrito se reclama “investigar la conducta de los funcionarios públicos denunciados por cuanto no han observado las obligaciones que le imponen las normas, dañando con sus acciones y/u omisiones el patrimonio mueble del teatro Colón de indudable valor cultural, histórico y artístico, cuyo deterioro, como consecuencia de esas acciones y/u omisiones era públicamente conocido”.

“A ello se suma que dichas acciones dañosas se produjeron por el dictado de órdenes y resoluciones contrarias a las normas de orden constitucional o legal, tanto nacionales como de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que les imponían la obligación de preservar, proteger y salvaguardar el patrimonio mueble del teatro Colón al que, con su accionar, deterioraron gravemente”, añade la presentación.

En la denuncia se indica que la obra de remodelación y mantenimiento del Colón atravesó por distintas etapas y “de un costo inicial de aproximadamente 25 millones de dólares se pasó, como mínimo, a 100 millones de la misma moneda” y en ese marco de refacciones y traslados se produjeron “distintos daños al patrimonio mueble, muchos de ellos denunciados por trabajadores del Teatro”.

La norma cuya violación se denuncia establece que será reprimido quien “destruyere, inutilizare, hiciere desaparecer o de cualquier modo dañare una cosa mueble o inmueble”, en tanto el artículo 184 del Código Penal fija que “la pena será de tres meses a cuatro años de prisión” si los daños se cometieran “en archivos, registros, bibliotecas, museos o en puentes caminos” entre otros sitios preservados.

Comentarios

Ingresa tu comentario