Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Intervino un juez y el Borda no será un centro cívico para Mauricio Macri

Mauricio Macri planeaba levantar en terrenos del hospital Borda un nuevo centro cívico. Una jueza lo prohibió. (Ciudad de Buenos Aires) Mauricio enfrenta un nuevo obstáculo: una jueza porteña frenó el proyecto basándose en la existencia de una ley local que los protege, en la condición de monumento histórico del neuropsiquiátrico y en la posible presencia de yacimientos arqueológicos urbanos en la zona en la que se prevé construir. (La...

Mauricio Macri planeaba levantar en terrenos del hospital Borda un nuevo centro cívico. Una jueza lo prohibió.

(Ciudad de Buenos Aires) Mauricio enfrenta un nuevo obstáculo: una jueza porteña frenó el proyecto basándose en la existencia de una ley local que los protege, en la condición de monumento histórico del neuropsiquiátrico y en la posible presencia de yacimientos arqueológicos urbanos en la zona en la que se prevé construir.

(La jueza Patricia López Vergara, a cargo del Juzgado N°6 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, ordenó a la administración de Macri “que se abstenga de realizar tareas” hasta tanto se expidan los organismos relativos a la conservación del Patrimonio Histórico.

La decisión fue tomada en base a un amparo presentado el viernes por el titular de la Junta de Delegados de los Talleres Protegidos del Borda, Marcelo Frondizi y el Secretario General de UTE, Eduardo López, que contó con una nutrida argumentación realizada por el defensor general adjunto Andrés Gallardo, que es también titular de la Unidad Especial Temática “Patrimonio Histórico”.

El pedido para frenar las obras en los terrenos del neuropsiquiátrico de Barracas se basa en varios puntos. Uno de ellos es que la zona fue declarada Monumento Histórico en 1999, por un decreto de 1999 del Gobierno nacional, por lo que cualquier restauración debe contar con la aprobación de la Comisión Nacional de Museos. Por otra parte, debajo del lugar hay un yacimiento arqueológico urbano, que aún no fueron explorados (el Gobierno porteño dejaba en manos del contratista la responsabilidad de entregar todos los objetos de valor científico o arqueológico que encontraran allí). Además, sostuvieron los querellantes, falta la entrega de un estudio de impacto ambiental.

Las obras del nuevo centro cívico fueron licitadas en casi 370 millones a una unión transitoria de empresas conformada por Teximco SA, EMA SA, y DAL construcciones SA. El proyecto para trasladar las oficinas del Ejecutivo porteño a Barracas fue resistido desde el principio por los trabajadores del hospital Borda, que impidieron en varias oportunidades con protestas el inicio de los trabajos.

Comentarios

Ingresa tu comentario