Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Intendentes bonaerenses del PJ se reúnen con Florencio Randazzo

Estarán juntos el Grupo Esmeralda de peronistas moderados y parte del Grupo Fénix, de sobrevivientes cristinistas

(CABA) Los intendentes bonaerenses del PJ se mostrarán juntos una vez más como parte del formidable esfuerzo por despegar del kirchnerismo y mostrarse como alternativa al gobierno de Cambiemos en las elecciones legislativas de 2017.

Los jefes comunales que integran el llamado “Grupo Esmeralda” y otros nucleamientos se darán cita desde las 10 en el municipio de Merlo, histórico bastión del caudillo Raúl Othacéhe que ahora gobierna el peronista papal Gustavo Menéndez.

Según dijeron los organizadores, el objetivo del encuentro es reforzar las gestiones partidarias en dirección a la “unidad” del PJ. Además, como ya es costumbre, se “analizará la situación económica y social por la que atraviesa el país” y abordar “temas de agenda en común como la inseguridad, las tarifas y la desocupación”.

La sorpresa del día no estará en el acto de los intendentes, que acaban de ser recibidos por la CGT unificada como parte de su agitación política. Lo novedoso pasará por la cita que compartirá un grupo reducido de referentes del espacio con el ex ministro de Interior y Transporte de Cristina Kirchner, Florencio Randazzo. La puesta en escena es el resultado de un largo proceso de negociaciones en busca de que Florencio se posicione como eventual candidato del peronismo en los comicios legislativos de 2017.

Después de haber intentando sin éxito competir contra Daniel Scioli y de haber rechazado el premio consuelo de la pelea por la gobernación bonaerense, ahora Randazzo quiere volver.

Entre los principales fogoneros de la reaparición de Randazzo se destacan dos intendentes: Juan Zabaleta (Hurlingham), ex mano derecha de Amado Boudou, y Gabriel Katopodis (San Martín), que después de fundar el Frente Renovador volvió al Frente para la Victoria y preservó su territorio. El intento de reactivar la florería randazzista se produce en momentos en que el PJ bonaerense busca un referente de cara al armado electoral en el distrito para los comicios legislativos de 2017, aunque el propio ex funcionario del kirchnerismo dispuso el “perfil bajo” entre sus allegados. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario