Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Instalarán una réplica de la Capilla Sixtina en la provincia de Buenos Aires

Con esta obra, el Vaticano quiere transmitir un mensaje de esperanza; en el lugar también habrá talleres de capacitación.

(PBA) El sueño de visitar la Capilla Sixtina, una de las obras de arte más importantes del mundo por su tamaño y por el simbolismo que encierra, pronto será realidad para cientos de miles de vecinos. Sin tener que subirse a un avión y gracias a los Museos Vaticanos (MV), una réplica exacta del lugar llegará a Buenos Aires en unos meses.

“Para Navidad estará en la Argentina”, confirmaron a La Nación fuentes de los MV, uno de los más visitados del mundo y cuya “joya” es la Capilla Sixtina. La idea es montar una réplica perfecta, como ya se hizo en México.

Los visitantes pueden admirar los frescos renacentistas de de Miguel Ángel (El Juicio Final), de Perugino, Botticelli, Ghirlandaio y Signorelli como si estuvieran en el Vaticano. En una estructura que tiene una altura de 22 metros, 67 de largo , 28 mde ancho, se reprodujo la Capilla Sixtina gracias a 2.700.000 reproducciones fotográficas del interior (cada una de 3 centímetros). Como explicaron a La Nación fuentes de los MV, las imágenes fueron tomadas por la noche, durante un año y medio, con nuevas tecnologías. Luego fueron digitalizadas y los archivos pasaron a manos del artista mexicano, Antonio Berumen, que primero las imprimió en papel de altísima calidad, luego las pegó en telas y después en una estructura de madera que, por sus dimensiones, es una reproducción perfecta de la capilla.

“Fue todo artesanal, está en sintonía con la pastoral del Papa, que quiere acercar a la gente que no puede ir a visitarla”, contaron desde los MV.

La réplica que llegará a la Argentina será una estructura nueva y con una misión social. Así lo dijo el artista argentino Alejandro Marmo, que es parte del proyecto. Los MV confiaron a su fundación, “Arte en las Fábricas“, llevar la réplica a la Argentina.

Marmo conoce a Jorge Bergoglio desde 2001 y colabora silenciosamente con los MV desde hace tiempo. De 46 años, realiza obras con materiales de descarte y a través del arte impulsa trabajos sociales en el conurbano.

Por eso, la réplica que desembarcará en la Argentina se levantará en un “destino periférico” de la provincia de Buenos Aires y de otras tres localidades del país, adelantó Marmo.

En cada territorio la estructura se quedará seis meses. Es decir, la Capilla Sixtina estará un total de dos años en la Argentina, para trasladarse luego a otros países de América latina, como Paraguay, Perú, Colombia y otros“, dijo Marmo.

“La idea no es sólo que la gente que no puede viajar tenga la posibilidad de ver a la Capilla Sixtina, sino también que la réplica tenga un efecto social, para construir una estética de la esperanza que motive, que eduque y que junte a la gente en un país de la furia como es la Argentina”, agregó el artista. Por eso, al lado de la réplica se levantará un taller para la capacitación de oficios y esculturas y para promover la cultura del trabajo en chicos con adicciones, desempleados y personas de la tercera edad. “Queremos que el arte sea motivador de un sueño para todos los descartados por un sistema que produce asimetría social”, subrayó Marmo.

Si bien el martes pasado la directora de los MV, Barbara Jatta, informó sobre el proyecto, en breve habrá un anuncio oficial.

El papa Francisco está al tanto de la iniciativa. “No tiene nada que ver con la política”, aclararon en el Vaticano, donde saben que pronto hay elecciones en el país y que cualquier cosa que diga o haga el Papa suele ser manipulado.

Él está actualizado y más allá de la Capilla Sixtina en sí, apoya todo lo que se haga para recuperar la confianza de las personas descartadas en las periferias”, coincidió Marmo. “Lo fundamental es transformar la cultura del descarte a través del arte. Pero no hay que utilizarlo al Papa -agregó-. Lo han utilizado tanto que hay que dejarlo en paz”. NR


Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario