Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Indemnizarán a la ex jueza Rosa Elsa Parrilli

La habían removido del cargo.

La magistrada Rosa Elsa Parrilli fue removida de su cargo en 2009 luego de que se difundieran imágenes en las que insultaba a empleadas públicas de la playa de infractores de tránsito.

dest-parrilli

(CABA) La ex jueza Rosa Elsa Parrilli, quien fuera destituida en 2009 tras insultar a empleadas públicas de la playa de infractores de tránsito, deberá ser indemnizada por las demoras que hubo en su momento para nombrarla en su cargo.

El episodio por el que Parrilli se hizo famosa ocurrió el 15 de septiembre de 2009, cuando la jueza dejó su auto mal estacionado en Rodríguez Peña al 400 y una grúa se lo llevó a la playa subterránea de secuestro de 9 de Julio y Sarmiento. Parrilli llegó completamente alterada y comenzó a insultar a dos empleadas públicas. Les dijo: “Acá son todas morochas, ni una rubia contratan”, y luego aseguró que debía darles “un cachetazo” por haberle hecho perder el tiempo, ya que eran “tontitas que no se dan cuenta quién manda acá. Mando yo, y no tengo que pagar como no pago nunca”.

El problema para Parrilli fue que el incidente quedó grabado por las cámaras de seguridad, y el propio Gobierno porteño terminó denunciándola. Semanas después el Consejo de la Magistratura porteña la destituyó mediante un jury, y en 2012 la Corte Suprema terminó por cerrar la causa al rechazar una apelación de la jueza.

Tras ello, Parrilli demandó al Gobierno porteño, el Consejo de la Magistratura y la Legislatura, en reclamo del daño económico que sufrió con la demora que tuvo para que le confirmara su nombramiento como jueza. El tema es que Parrilli había rendido aprobado el concurso para el cargo en 2000, pero como en 2003 una ley redujo la cantidad de juzgados contravencionales porteños, ella se quedó sin poder ejercer ni cobrar su sueldo pese a que ya tenía la designación, lo que recién logró en 2006.

Parrilli ganó este juicio en primera instancia, y tras la apelación del Gobierno porteño, ayer la Cámara volvió a darle la razón.

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario