Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Incrementa el dolor de cuello por el uso del celular

El “Text neck” crece con el uso de la tecnología. Es por la mala posición que se adopta al escribir mensajes de texto. Puede provocar cefales y lesiones en la columna.

El auge de los smartphones tiene su costado negativo e impacta en la salud:  el síndrome de Text neck (cuello de texto), una “enfermedad tecnológica” causada por inclinar el cuello para escribir mensajes de texto en el móvil que puede comportar dolor y rigidez cervical, cefaleas y espaldas doloridas, entre otras patologías. En una entrevista de la agencia Europa Press, la fisioterapeuta y vicedecana del Colegio de Fisioterapeutas de Catalunya, Mónica Rodríguez, explicó que “cada vez acude más gente a las consultas” por las denominadas enfermedades tecnológicas, debido a la utilización inadecuada y prolongada de ‘smart phones’, ‘tablets’, portátiles y ordenadores. Este hábito tiene un fuerte arraigo en la Argentina, donde un estudio reciente determinó que la gente inclina más de 100 veces por día la cabeza para usar su celular.

Cuando se maneja de forma equivocada el celular o la ‘tablet’ se flexiona la postura cervical y a veces se tuerce la cabeza, se tiran hacia adelante las espaldas y aumenta la cifosis dorsal –curvatura de la columna–, hecho que también afecta a los patrones respiratorios. En posición recta, el cráneo pesa entre 4 y 5 kilos, pero si el cuello se flexiona 15 grados para mirar el teléfono, “la fuerza que se ejerce sobre las vértebras y la musculatura cervical aumenta hasta los doce kilos”, y sigue creciendo en función de esta inclinación –a 45 grados–, 22 kilos.

El Text neck puede generar disfunciones en el sistema neuromusculoesquelético a nivel cervical porque si a lo largo del tiempo la columna vertebral no trabaja bien se puede alterar la alineación articular, provocando hernia discal, cervicoartrosis, contracturas y dolor de cabeza.

Además, el exceso de uso del dedo pulgar a la hora de escribir en el móvil puede comportar estrés articular y generar Tenosinovitis de Quervain y Rizartrosis del pulgar, “una artrosis muy típica de las mujeres que cosían”, si bien sobre este extremo aún no existen suficientes evidencias científicas y son necesarios más estudios, precisó la especialista. Para esquivar estas patologías tecnológicas, la fisioterapeuta recomendó servirse más de los mensajes de voz en vez de enviar siempre mensajes de texto, utilizar las dos manos para escribir e intentar situar la muñeca en una posición neutra.

También aconsejó situar la pantalla del celular –o de la tablet– en una posición ligeramente inferior a los ojos para que las cervicales estén en una posición neutra y no flexionada, mantener una postura recta aunque sin forzar y sentarse de forma adecuada.

Comentarios

Ingresa tu comentario