Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

Inauguran una obra ecológica que juega con los puntos de vista en Parque Thays

Bautizada "Armonía y Naturaleza", es del artista francés Francois Abelanet.

(CABA) Frente a la obra del artista francés Francois Abelanet cobra sentido el concepto de subjetividad de la popular frase que argumenta que el punto de vista de las cosas depende del cristal con que se mire. La obra que puede verse desde hoy en el Parque Thays bien podría ser un Yin Yang deformado, un jardín ovalado o un paseo perfectamente circular. O todo esto junto.

Se trata de un site-specific que Abelanet bautizó “Armonía y Naturaleza” y que trabajó bajo el concepto de anamorfosis: un efecto perspectivo que se utiliza en el arte para forzar al público a mirar desde un punto de vista preestablecido o privilegiado. Desde ese lugar, el elemento cobra una forma proporcionada y clara. Por supuesto, esto no impide que pueda ser visto y disfrutado desde otros puntos de vista.

La obra quedó inaugurada ayer en el Parque Thays, del barrio de Recoleta. “Me gusta generar preguntas en la gente: ¿Es una obra de arte, es un jardín? ¿Cuál es el truco, cuál es la realidad, cómo lo hizo? Yo no tengo respuestas para darle, porque se trata de una obra que cambia y se transforma y depende del ojo del público. Podes mirarla desde una rampa o desde adentro, caminando sobre la obra. Y cada día puede ser una experiencia diferente, porque el clima no es el mismo, porque el sol tiene diferente intensidad. Es una obra que se resignifica, que depende de la experimentación de cada uno”, explicó Abelanet a Clarín.

La obra está ubicada a metros de la rampa parquizada que pasa sobre el nuevo Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad. Y el artista fue invitado por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño: desde 1973, todos los 5 de junio, se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente. En Buenos Aires, el tema central será “la conexión de las personas con la naturaleza”.

“La idea es que los vecinos puedan disfrutar del espacio púbico, asumirlo como propio. Buenos Aires es una de las pocas ciudades del mundo en donde su cantidad de habitantes se duplica de lunes a viernes; esto nos obliga a generar espacios de disfrute y convivencia. Sin dudas el espacio público usado por la gente es mas seguro y agradable. Y este tipo de instalaciones ayudan a transmitir el concepto de ciudad vivible”, opinó el ministro del área, Eduardo Macchiavelli.

El arquitecto, artista y “anaformista” francés -asegura que el tercer título es el que mejor le cuadra- acaba de exponer en un festival de Sicilia (Italia) y en los próximos meses lo hará en Hong Kong y Grecia. En Francia ha montado instalaciones del doble de tamaño; ésta del Parque Thays tiene 80 metros de largo por 16 de ancho y tiene un concepto sustentable: está construida con compost, tierra, césped, mimbre y piedra blanca.

La Ciudad montó una pasarela -accesible también para sillas de ruedas y carritos- para que la obra pueda verse de manera cenital. A través de un marco circular, ubicado en un lugar indicado por el artista, la gente puede hacer fotos con sus celulares, sin trucos ni aplicaciones. Los fanáticos de las selfies, de parabienes.

Pero la obra también invita a recorrerla, una idea promovida además por el artista: que los vecinos puedan mirar de cerca el detalle con el que fue construido cada uno de los tres gajos que componen la figura, a pisar y hundir los pies en las piedritas blancas, a trepar las ondulaciones que tiene. Porque las tiene, la foto que ilustra esta nota no las muestra, pero las ondulaciones existen. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario