Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Imprimir billetes de $ 100 se encareció casi once veces en seis años

Capitanich informó en el Congreso que se pasó de $ 72,4 millones en 2008 a $ 829,8 millones el año pasado. (CABA)  Desde 2008 -el primer año de gestión de la presidenta Cristina Kirchner- hasta 2013 incluido, el costo para imprimir billetes se disparó un 1046 por ciento. En efecto, en el informe por escrito que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, distribuyó entre los legisladores el miércoles pasado, cuando...

Capitanich informó en el Congreso que se pasó de $ 72,4 millones en 2008 a $ 829,8 millones el año pasado.

billetes100

(CABA)  Desde 2008 -el primer año de gestión de la presidenta Cristina Kirchner- hasta 2013 incluido, el costo para imprimir billetes se disparó un 1046 por ciento.

En efecto, en el informe por escrito que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, distribuyó entre los legisladores el miércoles pasado, cuando se presentó en la Cámara de Diputados para dar cuenta sobre el estado de la gestión, se detalla que en 2008 el costo de impresión de los billetes (en su mayoría compuesta por los billetes de $ 100) fue de 72,4 millones de pesos. En 2013, la cifra trepó a 829,8 millones de pesos, contó La Nación.

Estos datos responden a una pregunta que le había formulado el bloque del Frente Renovador, que preside Darío Giustozzi. En ella pidieron, además, precisiones sobre la cantidad de billetes que fueron requeridos desde 2008 hasta 2013. La respuesta del Gobierno resulta impactante: detalló que el requerimiento anual de billetes medido en pesos (crecimiento interanual de la circulación monetaria) en 2008 fue de $ 9.171.260.679, mientras que en 2013 esa cifra se disparó a $ 51.876.682.669.

En los últimos años el Gobierno imprimió billetes de manera descontrolada con el principal propósito de financiar el gasto público -explicó a La Nación el diputado Federico Sturzenegger (Pro)-. Capitanich, ante una pregunta nuestra en el recinto, indicó que en el último año se imprimieron 64.000 millones de pesos, y nosotros estimamos que, en los últimos cuatro meses de 2014, necesitarán imprimir cerca de 128.000 millones para financiar los formidables aumentos presupuestarios que el Gobierno dispuso en los últimos decretos de necesidad y urgencia“.

Todo esto trajo aparejado un creciente déficit financiero de la Casa de Moneda, encargada de imprimir los billetes. Según la cuenta de inversión 2013 (presupuesto ejecutado), el pasivo fue de $ 334,2 millones, mientras que en 2007 el resultado financiero fue positivo en $ 53 millones.

Comentarios

Ingresa tu comentario