Buenos Aires, 17/11/2017, edición Nº 1829

Con importantes invitados y novedades, arranca una nueva edición de la Feria Masticar

Tendrá por primera vez una segunda edición anual, y muchos más productos de las estaciones cálidas. Espera batir los récords de concurrencia en El Dorrego.

(CABA) La gran fiesta de la cocina este año se celebra por partida doble. Por primera vez, Masticar, la feria gastronómica más convocante, tendrá una segunda edición en el mismo año. Arranca este mediodía y promete ser la versión más “frutal” de la muestra, que también tendrá otras novedades como cocineros de cultos y la presencia del mejor chef argentino.

Al igual que en mayo, a la sede de El Dorrego se anexará parte del predio de la UCA. “No hay más puestos, sino que va a haber más espacio para la gente. Esperamos que sea una edición con más verde, que el tiempo nos acompañe y sea la Masticar que queremos, sin frío ni lluvia”, se entusiasma Narda Lepes, una de las responsables de la organización.

Esta no es la primera vez que Masticar se hace en primavera, pero sí la primera que se hace tan cerca de fin de año. Esto, asegura Narda, va a hacer que en la feria se vea un despliegue inédito de frutas típicas de las estaciones cálidas, tanto en los platos que prepararán los cocineros como en los puestos del mercado, lo que es, según los organizadores de Masticar, uno de los ejes principales de la feria.

Es un trabajo que lleva mucho tiempo. No podés llamar a un productor de melón de media agua un mes antes, tenés que llevarles su día a día, saber en qué situación está. Queremos que la gente pruebe una fruta espectacular, una buena mermelada. Y que sepa que gran parte del costo que paga es logístico. Saber de qué quejarnos”, remarca la cocinera.

Saber, aprender, informarse: desde ACELGA, la agrupación de chefs y empresarios gastronómicos detrás de Masticar, ponen mucho énfasis en la formación del consumidor. “Vamos a tener charlas en las que hablemos del gluten, del azúcar, de la carne, pero que al escenario se suba gente que sabe y que lo que diga está validado”, anticipa Narda. Una de las estrellas de la amplia agenda de charlas y de talleres de oficios será Mauro Colagreco, el chef argentino que con su restaurante francés Mirazur llegó al 4° puesto del mundo en el ranking del 50 Best.

Colagreco también estará presente con su cadena local de hamburgueserías, Carne, que estrenará una novedad: hamburguesa de cordero. “Es parte de un proyecto que venimos desarrollando hace ocho meses con los productores de cordero mesopotámico de Corrientes, junto con el INTA, el INTI y la Universidad Nacional del Noreste. Quisimos poner en valor un producto poco conocido”, explica su hermana, Carolina. La hamburguesa tiene un desarrollo especial en cada ingrediente. El pan está hecho de salvado de mostaza (lo que antes se desperdiciaba del grano), tomillo y ralladura cítrica, más un dressing con el primer yogurt de leche de búfala que se hace en el país.

Respecto de los puestos (porque la mayoría de los que van a Masticar allí van, a comer) un gran atractivo esta vez son los restaurantes invitados, algunos lugares de culto a los que van a comer los chefs, como Una canción coreana o Sunae Asian Cantina. También será el debut de Lele Cristóbal, de Café San Juan, que ocupará el habitual puesto de Lepes y cocinará taco de lengua y sandwich de cerdo adobado.

“Hace un año y pico estamos abiertos en Palermo y ahora tengo un equipo con el que podemos estar. Quiero que más gente conozca mi restaurante”, explica Christina Sunae en un español un poco arrastrado. Espera que el hit de su stand sea su “chanchito”: un pan de la Filipinas donde ella se crió, relleno de cerdo braseado en una salsa de porotos de soja fermentado con ajo y azúcar. También hará empanadas con masa de arroz rellenas de langostinos y papaya verde.

Masticar será también el pre-estreno de Tanta, la cadena de Gastón Acurio que a fin de año desembarcará en el microcentro porteño. En La Mar, el único restaurante que por ahora tiene aquí Acurio, el postre será un tres leches de vainilla “al estilo de Tanta”, con mazamorra morada, caldo de frutas texturizado, yogurt de búfala y frutas de estación. “Tanta es la cocina de un cocinero peruano, no solamente es cocina peruana. Tiene que ver con la comida casera y cotidiana. Hemos querido hacer una presentación a la sociedad gastronómica”, dice Anthony Vázquez, chef de La Mar, que también venderá un ceviche con leche de tigre diferente y un arroz chaufa de mariscos.

Para Vázquez, Masticar tiene un espíritu de amigos “que no he visto en ninguna feria”, ni siquiera ya en la tan masiva Mistura limeña. “Crece y va sumando amigos, pero no de manera descontrolada. Y la gente, eso lo disfruta”, dice. El público, seguramente, desde hoy le dará la razón.

Datos
Masticar se hará de hoy al domingo en Zapiola y Matienzo. Hoy abre de 14 a 23; el resto de los días, desde las 12. Las entradas salen $ 130 y se pueden comparar anticipadas en Ticketek por $ 110. Los platos (se pagan con billetes que se compran en el predio) cuestan entre $ 60 y $ 120. NR

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario